Foamstars: Bienvenidos a la fiesta de la espuma

Foamstars: Bienvenidos a la fiesta de la espuma

28/02/2024 Desactivado Por Francisco Sgherza
Compartir

Foamstars es la nueva apuesta de Square Enix por llenar un mercado de multiplayers diferente. Lo probamos y te contamos qué tal está esta fiesta de la espuma.

Foamstars es un nuevo juego competitivo multijugador de 4 vs 4 jugadores desarrollado y publicado por Square-Enix. Antes de comenzar, vamos a dirigirnos al elefante blanco en la habitación y es que sí, Foamstars tiene muchas similitudes con Splatoon, el paintball de calamares antropomórficos de Nintendo, pero con algunas vueltas de rosca que lo diferencian del juego de la Gran N. Además resta destacar que logra suplir el mercado para ese tipo de juegos que Splatoon por ser exclusivo no puede satisfacer.    

Gracias al acceso a PlayStation Plus que la gente de PlayStation Latam nos dio hace un tiempo pudimos sumergirnos un poco en esta fiesta de la espuma para ver de qué va y contarles un poquito si vale la pena. La verdad es que no me gustaría comenzar con spoilers, pero tengo que decir que en la Nintendo Switch soy jugador de Splatoon, y es un juego que me encanta, aunque mi primera toma de contacto con el juego no fue la más positiva y poco a poco me enamoró. Cuando probé Foamstars lo hice con la mente más abierta a la experiencia y puedo decirles que las partidas son caóticas, coloridas, y muy divertidas

https://youtu.be/CD_XuyEgfOY

Pero empecemos por ¿Qué es Foamstars? y sobre todo dejemos de hablar de Splatoon por un rato. Cómo dije al comienzo de este escrito, se trata de un juego multijugador 4 Vs 4 orientado (en general) al juego competitivo. El juego tiene además una especie de campaña basada en misiones que nos proponen vencer oleadas de monstruos de espuma, pero dejemos eso para un poquito más adelante. A diferencia de otros juegos competitivos, Foamstars se basa en la diversión y el respeto en una de las fiestas de la espuma más alocadas que hay. 

El juego transcurre en la ciudad ficticia de Bath Vegas donde el lujo, la música y las bebidas burbujeantes están a la orden del día. El objetivo es disfrutar de una fiesta de la espuma alocada donde los competidores no “matan” a sus oponentes, sino que los “enfrían”. El objetivo en la arena es cubrir a los contrincantes con espuma hasta que no se puedan mover para luego amistosamente… ¿golpearlos fuera de la zona de juego? A diferencia del otro juego mencionado anteriormente acá no hay que preocuparse por quién cubrió más de tinta el lugar para ganar, pero si para desplazarnos de forma fluida ya que nos movemos más rápido en la espuma de nuestro equipo (No lo piensen mucho). 

Para esto tenemos 8 personajes diferentes que podemos usar, cada uno con su propia clase de armas y habilidades para experimentar, aunque lo que todos tienen en común es que al disparar burbujas de espuma los “proyectiles” tienen una curvatura muy pronunciada que tenemos que aprender a dominar. Eso sí, esto es algo que se hace muy rápidamente y en casi nada de tiempo vamos a estar “enfriando” oponentes cómo campeones espumosos. 

Se puede decir que los puntos en Foamstars funcionan cómo una suerte de “kill confirmed” de Call of Duty, donde si no golpeamos al contrincante con nuestra tabla, entonces el punto no fue válido. Bueno en realidad acá les mentí un poquito, si pasa la suficiente cantidad de tiempo con el enemigo encerrado en espuma, este va a ser eliminado y el punto nos cuenta, pero durante este lapso de tiempo los compañeros de su equipo pueden golpearlo amistosamente y así salvarlo, denegandonos nuestro preciado puntito. 

La verdad es que las partidas de Foamstars son rápidas y muy frenéticas y funcionan de la misma manera que otro cierto juego. Una arena que rota por tiempo con partidas cortas donde, en este caso, tenemos que conseguir la mayor cantidad de puntos para alcanzar la victoria. Todo esto mientras apilamos espuma para alcanzar lugares más altos, surfeamos en la cresta de nuestra espuma y desatamos las últi más locas del juego en las que el poder de las superestrellas desata desde un campo de fuerza personal con el que podemos eliminar todo a nuestro paso a un pingüino emperador gigante que todo lo tumba a su paso. Creo que no hace falta a esta altura del partido aclararlo, pero cuando utilizar cada habilidad puede hacer la diferencia entre conseguir o no los puntos o incluso llegar a salvar (o no) a nuestros compañeros. 

De momento FoamStars viene dividido en tres modos de juegos, dos orientados al competitivo y la “campaña” que mencionaba anteriormente. Esta última se puede jugar en solitario o con amigos, y nos enfrenta a oleada tras oleada de monstruos de espuma que dan más ganas de llevarlos para casa que miedo. En esta campaña los Foamstars son reclutados ya que dada la naturaleza de estas criaturas las armas convencionales no los dañan y tienen que ser eliminados a pura espuma. ¿El objetivo de estas salvajes pero adorables bestias? Destruir generadores que pueden destruir no sólo Bath Vegas sino el mundo entero… ¡Ni que fuera Shinra Electric Power Company eh!

Por lo que pudimos probar de Foamstars se trata de un juego divertido de partidas cortas que vale la pena probar, y si son usuarios de PlayStation Plus ya que se encuentra contenido dentro del servicio Essentials así que no tienen excusas.