Te pensaste que era una review cualquiera pero soy yo, ¡DioField Chronicle!

Te pensaste que era una review cualquiera pero soy yo, ¡DioField Chronicle!

05/10/2022 1 Por Facundo Joel Petrolo Iriarte

La compañía japonesa nos entrega un RPG táctico con un nombre un poco extraño, pero con un sistema de combate singular

Square Enix últimamente está sacando RPGs a mansalva, haciéndonos recordar a las épocas de la SNES y la Play 1 cuando no paraban de sacar cosas nuevas y experimentales. En este caso le toca el turno a The DioField Chronicle, un juego que desde sus primeros trailers da unas pequeñas pinceladas de un mundo envuelto en conflictos bélicos incesantes y batallas increíbles relatando las hazañas de un pequeño grupo de mercenarios que se alzan poco a poco hacia la gloria. 

DioField es una isla que se encuentra al norte de Rowetale, y que goza de una relativa sensación de paz. Pero dicha región posee altas cantidades de Jade, un elemento precioso que sirve como canalizador para utilizar magia y forjar objetos con propiedades especiales, lo cual la hace el objetivo perfecto para que el Imperio, en su constante campaña de expansión, intente conquistarla. La Alianza de Rowetale lidera un contraataque para acabar con el Imperio pero esta es derrotada rápidamente.

Ahora, el reino de Alletain, el último bastión de resistencia, deberá hacerles frente y evitar rendirse y no ceder su Jade bajo ningún concepto ya que les daría al imperio una gran ventaja táctica contra todo el mundo. Controlamos a Andrias Rhondarson, uno de los miembros fundadores de un grupo de mercenarios conocidos como los “Blue Foxes, que responden ante el Duque Hende de Alletain. El líder anterior ha caído en batalla y el grupo fue reformado muy recientemente, siendo ahora liderado por 4 personas: el propio Andrias y su amigo Fredret Lester, el caballero errante Iscarion Colchester y la bruja Waltaquin Redditch que poco a poco se van haciendo su fama en DioField.

También pueden leer – Monkey Island: Volvamos a la Isla

En líneas generales el juego se centra en aceptar y cumplir misiones como miembros de los Blue Foxes para poder avanzar en la historia pero también se da la posibilidad de recorrer libremente nuestra base de operaciones hablando con nuestros aliados y aceptando misiones secundarias que pueden rejugarse en cualquier momento para subir de nivel. Todas las misiones tienen una introducción a modo de “briefing” donde los personajes principales se sientan en la sala de guerra y discuten el plan moviendo fichas a través del mapa lo cual es un detalle interesante y le da un poco más de ese sentimiento de que realmente estamos dirigiendo una misión en vez de ser unos simples soldados.

Y ya que estamos hablando de táctica, déjenme decirles que me llevé una sorpresa debido a que creí que el sistema iba a ser parecido a lo que vimos en Triangle Strategy pero está muy alejado de ello. Siguiendo este estilo de sentirse un comandante, el mapa de batalla que se nos presenta es parecido a un diorama, con las unidades representadas como pequeñas figuras. Nuestro grupo está conformado por cuatro unidades y cuatro acompañantes. Los primeros pueden moverse libremente por el mapa mediante un cursor como si se tratara de un RTS y hasta podremos seleccionar múltiples de ellas para moverse al mismo tiempo. La clave en The DioField Chronicle es saber posicionarnos para atacar y defendernos. Por eso, la acción se detiene antes de decidir qué hacer, permitiendo analizar la situación que nos rodea y hacer uso de las habilidades de las unidades, que tienen rangos variados y pueden afectar a enemigos que se encuentren enfrente nuestro o en un área de efecto determinada.

Jugar al DioField me hace recordar a los gameplay de “micromanagement” de unidades de los RTS de Blizzard porque estaremos constantemente moviendo nuestras unidades para abrir oportunidades tácticas, lanzando habilidades para buffear o debuffear o esquivando el área de efecto de los ataque enemigos, todo en cuestión de meros segundos, algo que nos pone siempre en un estado de tensión atrapante.

También podemos jugar un poco con la forma del mapa y crear oportunidades para vencer el enemigo como por ejemplo, plantando una trampa en un camino estrecho mientras nos damos a la retirada para poner en jaque al enemigo o haciendo uso de algunas habilidades que cambian el posicionamiento del enemigo, permitiendo que lo alejemos de nuestras unidades o, por el contrario, dejarlo más cerca para atestar unos buenos golpes críticos.

También pueden leer – Triangle Strategy: traición, guerra, y muchas decisiones

Las habilidades que tengamos a disposición dependen en gran parte de las armas equipadas y también de nuestro aliado acompañante, por lo cual tenemos que pensar bastante a la hora elegir quien traer a la batalla. Las misiones caen un poco en la repetición y tienen poca carga de historia pero suelen durar aproximadamente unos 10 o 15 minutos, lo suficiente para no cansar. Con respecto a la dificultad, presenta un balance justo definido por las recompensas que obtenemos si cumplimos ciertas condiciones: Si no nos interesan las recompensas (que son bastante beneficiosas, cabe aclarar) el juego puede pasarse sin problema y no presentan mucha dificultad pero si queremos completarlo al 100% lograremos sacarle todo el jugo táctico a The DioField Chronicle.

Pero aparte de luchar bajo las órdenes del Duque Hende y hacernos renombre, otra gran parte de nuestro trabajo consiste en el manejo de nuestros recursos y de la base. Cada vez que volvamos al cuartel general se puede gastar el oro obtenido en obtener equipo para nuestros aliados y visitar distintas instalaciones que sirven para mejorar ciertas características como por ejemplo, la armería para forjar armas experimentales que estarán disponible para comprar o  el centro de investigación magilumico para obtener y aumentar las ventajas de los orbes magilúmicos, que vendrían a ser las invocaciones del juego.

  

Cada mejora utiliza materiales que iremos obteniendo de las misiones (de ahí viene que necesitamos completar las recompensas de las misiones) pero también la progresión se ve restringida por el nivel de la instalación que irá subiendo a medida que cumplamos una serie de misiones secundarias y también invirtamos cierta cantidad de oro en mejorarlas. Es una mecánica sin dudas interesante y que hace de nuestra visita por la base algo significativo, pero se agradecería que estas mejoras también están acompañadas de cambios estéticos en el cuartel para añadirle un poco más de variedad.

Algo que se siente un gran potencial desperdiciado es en el apartado de historia, que se nota de primera mano que posee todo el potencial para atraer al jugador con su construcción del mundo con pequeños detalles, como el hecho de que la misma isla de DioField tiene sus conflictos internos, donde los más ricos forman un consejo de lores que parece beneficiar solo a unos pocos o la misma iglesia de Granvell, que persigue sus propios intereses mientras se beneficia de la guerra para obtener cada vez más creyentes de su religión otrora olvidada. 

Son pequeños pedacitos de historia que nos toca a nosotros develar y descubrir pero que están un poco mal contados, como comentarios al pasar antes de una misión o relatados como breves pinceladas por los propios miembros de los Blue Foxes. Hasta accedemos a una biblioteca para consultar toda la información referente a las facciones, trasfondos de personajes y hasta un mapa con relaciones de poder a medida que avanzan los capítulos de la historia, pero siento que está más visto como contenido a adicional que como una parte vital del juego y es una verdadera pena porque lo que está allí entre libros y documentos es un mundo lleno de potencial.

The DioField Chronicle ya esta a la venta desde el, 22 de Septiembre de 2022, y se puede conseguir para PC, a través de la tienda digital de Steam, en Xbox, Playstation y Nintendo Switch.

Conclusión personal

The DioField Chronicle es un RPG distinto y tiene que ser tomado como uno de los nuevos experimentos de Square Enix por lograr algo nuevo, lo cual creo que fue realizado muy bien y ofrece nuevos caminos por recorrer. Dicho esto creo que podría haber sido mejor. Pero que esto no te detenga de poder probarlo y disfrutarlo como corresponde, seguramente te vas a ver enganchado combate tras combate en una revuelta táctica que te hará sentir orgulloso.

Datos extra

  • Desarrollador: Square Enix, Lancarse
  • Publisher: Square Enix
  • Plataformas: Nintendo Switch, PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox One, Xbox Series X|S, PC
  • Fecha de publicación: 22 de Septiembre de 2022
  • Análisis hecho en: PC
  • Análisis publicado: 5 de Octubre de 2022