Stray: Mañas de gato, robots , y mucho neón

Stray: Mañas de gato, robots , y mucho neón

23/07/2022 0 Por Francisco Sgherza

Llegó Stray, el juego que te pone en el pelaje de un simpático gatito, y que en busca de su familia ayuda a resolver un misterio ancestral. ¡Los detalles, acá!

Creo que podemos asegurar que para todo el mundo, o casi todo el mundo, Stray era uno de los juegos más esperados del año junto a titanes cómo Elden Ring, y el próximo God of War Ragnarök. Y la verdad no es para menos, si desde que Stray mostró sus primeras imágenes todos nos quedamos enamorados del gatete que busca a su familia y enfrenta la adversidad en una misteriosa ciudad futurista. 

Stray es un juego desarrollado por Blue Twelve Studio y publicado por Annapurna Interactive en el qué, cómo sí no quedó claro hasta este momento, encarnamos a un hermoso gatito perdido que intenta recuperar a su familia. Además de su increíble apartado visual, del que voy a estar hablando en profundidad mucho más adelante, y de poder manejar a este tierno felino, Stray gozó de ser el primer juego en llegar día uno al servicio de PlayStation Plus Deluxe  (gracias a lo cual pudimos reseñar el juego). Así que si me acompañan les voy a contar todo lo que necesitan saber de esta hermosa aventura llena de prrrs y miaus que se volvió el furor del momento.

El juego comienza en nuestra colonia de gatitos (aparentemente así es cómo se llama a las manadas felinas) donde aprendemos las básicas de la buena vida en las afueras del muro. Maullar, jugar, y dormir con nuestros hermanos es todo lo que debería importarnos hasta que en un paseo las cosas no salen del todo bien. Durante una mañana en la que salimos a explorar los alrededores en ruinas de un gigantesco muro cubierto de vegetación nuestro peludo protagonista se ve separado de su familia

Cuando despertamos estamos en un lugar nuevo, desconocido, muy frío y húmedo; y es claro que tenemos que buscar la forma de salir de donde sea que estemos. Este camino nos va a llevar por una serie de tejados que cómo buenos gatos que somos podemos navegar con gracia, a la vez que podemos tirar cuanta cosa nos encontremos en el camino. Por desgracia no tenemos un botón asignado para usar nuestras armas de destrucción masiva, o sea nuestras patitas, para empujar a voluntad cuanta lata de pintura o botella veamos, salvo el juego lo demande. Pero por suerte el motor de físicas del juego se encarga de eso y basta con que golpiemos los objetos del escenario con el cuerpo para que cada objeto que nos crucemos sienta el verdadero terror. 

Stray

La primera parte del juego consiste en una serie de pasillos que tenemos que sortear haciéndonos valer de nuestro renombrado equilibrio, a la vez que nos metemos por lugares sumamente angostos. Esto es algo que se va a repetir algunas veces en el juego ya que el mapeado de la ciudad en la que nos encontramos alterna los espacios cerrados y pasillezcos con varias zonas más grandes que sirven de cajadearena(¿entienden, Sandbox? Porque somos un gatito). Dentro de diferentes zonas de esta ciudad es donde se desarrolla la historia, y donde vamos a poder hacer algunas tareas para algunos de los robots del enclave. 

También Pueden Leer – La primer gran expansión de “Stranger of Paradise Final Fantasy Origin” ya se encuentra disponible

La historia de Stray pone a nuestro gatete en el centro en lo que respecta a la acción, pero cómo hilo conductor de la misma nos acompaña un pequeño robot. Este co-protagonista tiene mucha más importancia de lo que al principio parece y lo vamos a ayudar a resolver el misterio de lo que fue de la humanidad y de un secreto milenario. Se puede decir que Stray tiene muchas historias que contar, el camino de nuestro gatito por salir a la superficie para buscar a su familia, la de nuestro acompañante, y la de los robots que habitan este mundo. Dicho esto, aunque nosotros controlamos al gatete, es de nuestro acompañante de quien vamos a descubrir una historia mucho más profunda, y varios mensajes importantes que el juego nos va a dejar a medida que avancemos.  

Cada nueva área trae personajes nuevos que están de una forma u otra relacionados con el mundo que nos rodea y que nos permite ver una sociedad robótica que heredó demasiado de los humanos, tanto lo bueno cómo lo malo. Nuestro viaje se va a cruzar con esas historias permitiéndonos ser espectadores pero también partícipes en pequeñas medidas de algo mucho más grande. Esas ansias humanas de querer salir del encierro mientras otros viven en la seguridad a pesar de que el entorno sea el peor, algo tan humano e impregnado en nuestro ADN se ve reflejado en estas máquinas y va a estar presente a lo largo de nuestro viaje.

Para esto el juego mezcla las plataformas que mencioné anteriormente con la resolución de puzzles sencillos y algunas secuencias en las que nuestro felino tiene que escapar por los pelos corriendo del peligro. Todo esto viene dado en un mundo hermosamente crafteado que conecta los diferentes enclaves que visitamos por medio de zonas generalmente lineales. Dentro de estas ciudades de robots vamos a encontrarnos con máquinas que nos van a pedir diversas tareas, y que sí las completamos nos van a ayudar a conocer un poco más de sus historias. Mientras que algunas de estas fetch-quest son opcionales, otras van a ser obligatorias para permitir nuestro progreso en el juego. 

Además nuestro objetivo es ayudar a nuestro acompañante a recordar cosas del pasado, para lo que vamos a encontrar ciertos lugares que van a estimular su memoria. Esta suerte de coleccionables, aportan mucho más al contexto y forman parte de una narrativa maravillosa que nos hace sentir parte de este mundo caótico. Un aspecto importante de estos recuerdos es que si queremos conseguirlos vamos a tener que pensar cómo gatos, y explorar cómo gatos. De esta forma no hay recoveco que no tenga que ser explorado ni mueble al que no tengamos que treparnos, porque la más mínima abertura puede guardar un secreto.

También Pueden Leer – Mothmen 1966: La noche de los hombres polilla

Lo que nos lleva a uno de los puntos más importantes del juego, y es la física y el comportamiento del gatete. Porque la verdad es que no seríamos buenos gatos si no hicieramos… cosas de gatos, ¿no? Para esto quiero destacar en primer lugar el movimiento de nuestro felino, ya sea cuando caminamos o cuando saltamos desde diferentes alturas. Los movimientos hacen parecer que estamos realmente controlando a un gatito, y aunque en algunas situaciones alguna animación se pueda ver de forma extraña en líneas generales crea la ilusión a la perfección. Lo mismo va para cuando nuestro protagonista se asusta, o las veces en las que resulta herido en la aventura. Todos los movimientos son muy naturales y bien ejecutados.

Cómo para ir redondeando la reseña quisiera dirigirme a los otros dos apartados que terminan de sellar una experiencia digna de llevarse el título de juego indie del año. El apartado gráfico y la implementación del Dual Sense en la versión de PlayStation 5. A nivel gráfico y en la construcción de escenarios, Stray se lleva los aplausos al mimo absoluto. Cada uno de los rincones que podemos ver o explorar está plagado de detalles, tanto en las zonas más pasillezcas cómo en las áreas abiertas. No importa que dan vacío y desolado sea el lugar va a estar lleno de detalles.

El siguiente punto dentro de este apartado, es el fántastico trabajo que Blue Twelve Studio hizo con la iluminación. A pesar que el juego nos tiene constantemente encerrados en una ciudad sellada lejos de la luz natural, la iluminación es un factor casi fundamental y mediante sus luces de Neón crea una atmósfera que es a la vez bellísima y opresiva. De alguna manera transmite esa misma sensación de esperanza y que la vida continúa, mezclada con el conformismo opresivo de la vida de encierro en esta ciudad amurallada. Los lugares cubiertos de material organico de los enemigos tienen un tinte más rojizo mientras que las zonas más vivas se bañan de colores calidos. Todo esto contrasta con los pasillos vaciós y casi sin luz de forma que contribuyen a contar la historia del lugar.

Finalmente, el punto que hace que nuestro gatito se sienta vivo. En lo que respecta a la implementación del DualSense tengo que aclarar que se trata por supuesto sólo de la versión de PlayStation 5. De esta forma, mediante la respuesta háptica del DualSense vamos a poder sentir el ronroneo de nuestro personaje cuando se hecha una siesta (porque por supuesto que podemos dormitar en muchos lugares), o cuando rozamos a otros personajes, rompemos alfombras, o tomamos un platito de agua. Todas estas cosas le dan una profundidad mucho mayor y hacen que la experiencia sea aún más rica de lo que ya es. 

Stray se puso a la venta  el día 19 de Julio y se puede conseguir en Steam a un precio en pesos argentinos de $1.199,99, o por U$S 30 en la store de PlayStation Latam/ US.   

Conclusión personal

Stray fue uno de esos títulos que integraron la lista a los que más esperé este año, y ciertamente cumplió con creces con las espectativas. Además de que por supuesto que controlar a nuestro dulce gatito y hacer cosas def felino son dignos de un muy bien diez felicitado y carita feliz, el juego logra transmitir un mundo vivo y muerto a la vez que nos atrapa. No sólo esto sino que maneja una narrativa maravillosa que en todo momento nos llena de sensaciones diferentes a medida que el misterio se desenvuelve frente a nosotros. Si están buscando una buena historia, puzzles y plataformeo, a la vez que usan al personaje más tierno de los últimos años, entonces Stray es para ustedes.  Cómo comentario personal, y auqnue la realidad económica lo límite, recomiendo la versión de PlayStation 5 por su implementación del DualSense, la cual le da geniales toques extra.

Datos extra

  • Desarrollador:Blue Twelve Studio
  • Publisher: Annapurna Interactive
  • Plataformas:  PC / PlayStation 5
  • Fecha de publicación: 19 de Julio de 2022
  • Análisis hecho en: PlayStation 5
  • Análisis publicado: 23 de Julio de 2022