Reviviendo un clasico en Live A Live

Reviviendo un clasico en Live A Live

29/07/2022 1 Por Facundo Joel Petrolo Iriarte

Ocho historias, ocho vidas, miles de años de distancia y una eternidad para los jugadores que esperaban este clasicazo en occidente

Era la época de la SNES y Squaresoft estaba en la cresta de la ola, galardonandose como una de las mejores empresas que desarrollaban RPGs junto con Enix luchando codo a codo. El éxito de Final Fantasy sumado a la gran cantidad de talento que tenían, le posibilitó a la empresa el salirse un poco de la norma y comenzar a experimentar con ideas locas entregando joyas como Bahamut Lagoon o Romancing Saga.

En esta época de experimentación surgió un juego llamado Live A Live que ofrecia un RPG de antología que contaba ocho historias diferentes. El concepto en sí sonaba interesante pero el hecho de que competía directamente con el propio Final Fantasy VI (Que salió un par de meses antes) y otros grandes RPGs de otras compañías hizo que Live A Live quede relegado a un estatus de juego de culto que no llegó a occidente. 28 años más tarde y con una base de fanáticos que gritaron con emoción su anuncio, finalmente podemos decir que Live a Live llegó oficialmente en idioma inglés y con una remake que hace uso de las nuevas tecnologías.

https://www.youtube.com/watch?v=HTV1p-iKotM

Como bien dije anteriormente, Live a Live cuenta las historias aparentemente inconexas entre sí, de 8 personajes que viven durante diferentes épocas de la historia de la humanidad :

  • La Prehistoria, con Pogo
  • China imperial, con el Earthen Heart Shifu
  • Los últimos años del Edo, con Oboromaru
  • El viejo oeste, con Sundown Kid
  • El presente, con Masaru
  • El futuro cercano, con Akira
  • El futuro lejano, con Cube
  • La edad media, con Oersted

Cada uno de ellos cuenta una historia que no lleva más que una o dos horas como mucho, pero que experimentan con diferentes mecánicas y tematicas que van más allá de los combates de un JRPG clásico, y que para la época eran extrañas de abordar. 

Por ejemplo, en el caso del viejo oeste, la historia se centra en cómo el forajido Sundown Kid prepara a todo un pueblo de la noche a la mañana para combatir a una banda de bandidos. Toda la campaña se centra en buscar recursos para hacer trampas y asignar a distintos miembros del pueblo para posicionarlas, todo bajo un tiempo límite donde, dependiendo de cuantas trampas pusimos, hacen más o menos fácil el combate final.

   

O por ejemplo el capítulo de Cube, un indefenso robot en una nave espacial, que transporta una vida alienígena en la sala de carga…y ya nos imaginamos que es lo que va a pasar después ¿no? Pero la idea aquí es que tendremos una historia de intriga y tintes de terror en unas pocas horas, donde Cube lo único que puede hacer es correr por su vida. O el caso de Masaru por otro lado, un artista marcial que quiere ser el más fuerte de todos y para eso decide enfrentarse a los seis mejores luchadores del mundo para aprender sus técnicas en un capítulo que nos hace recordar mucho a Street Fighter.

Estos son solo unos pocos ejemplos de lo variado que puede ser el juego en su temática y entregarnos una historia nueva para contar al cabo de unas pocas horas y debido a la corta duración de las mismas, ninguna de ellas llega al punto del cansancio. Pero aquí radica un punto que generó revuelo en la entrega original y es ¿Y dónde está lo RPG en todo esto? 

La realidad es que algunas campañas son más orientadas al combate, a conseguir equipo y subir de nivel mientras que otras lo utilizaran en escasas ocasiones o ni lo utilizaran hasta último momento pero esto no debería ser un impedimento para disfrutar el juego, ya que el foco principal está en contar una serie de historias atrapantes. Igualmente, para aquellos que quieran su cuota de combates RPG, he de decirles que en el último capítulo del juego, podremos controlar a todos los personajes en una historia conjunta y aquí es donde el combate brilla con más intensidad.

Las batallas se darán a cabo en una grilla donde los personajes van actuando según su barra de ATB, a la Final Fantasy, al llegar su turno, pueden moverse por cualquier parte de la zona de combate pero eso hará pasar el tiempo y tarde o temprano, el enemigo puede actuar. En Live a Live, el posicionamiento es todo, y tus ataques y los de tus enemigos tienen un rango y un tiempo de carga específico, que hay que tener en cuenta para no fallar o, en contraparte, para hacer fallar al enemigo y hacerle perder un turno.

Además de esto hay que tener en cuenta que ciertas habilidades pueden afectar la arena de juego logrando que este tenga cómo efecto, por ejemplo, un piso que nos inflige veneno cada vez que lo pisamos, fuego, o electrocución. Esto puede ser de gran ayuda contra enemigos débiles a cada elemento, aunque también nos afecta a nosotros. Además existe una chance de atontar por un tiempo al enemigo, lo que nos viene muy a nuestro favor. Los 8 personajes tendrán su propio estilo de combate y en poco tiempo seguramente tendremos a nuestros preferidos como por ejemplo, Akira con sus ataques psíquicos de gran rango o el Shifu, con sus movimientos basados en mover al enemigo de posición y dejarlo en un lugar que nos sea útil.

Lo que más resalta de Live A Live es el hecho de que la remake en sí se siente como si no hubiera cambiado nada… ¡Pero eso no es algo malo! Esto es debido a la utilización del estilo HD-2D que comenzó a implementar Square Enix desde el Octopath Traveler y que viene enamorando a más de uno. En este caso, da la impresión que hubieran utilizado los mismos sprites del original pero subidos de resolución ya que son casi calcados de los sprites de batalla vistos en SNES, pero con más detalles. 

Donde más diferencia se siente es en los escenarios que están rehechos de cero para apelar a esta estética de “Píxeles HD” y añadiendo escenas con acercamientos o paneos donde la cámara baja un poco al nivel del suelo y donde se puede percibir el precioso trabajo realizado y el nivel de detalle que me hace recordar a una versión con esteroides del 3D Dot Game Heroes. Pero lo interesante de esto es que todo lo demás se mantiene igual: Los diálogos son idénticos, las reacciones y poses de los personajes, el layout de los mapas y los movimientos tienen su contraparte en el clásico de SNES pero con un claro lavado de cara y con mejoras de Quality Of Life que son más que bienvenidas como menús simplificados y explicaciones extra de algunas mecánicas que se daban por sentado.

Un detalle que me encantó es en el capítulo del “futuro cercano” (que mama mucho de los animes de mechas y del tokusatsu), existe un tema de “opening” cantado por el mismísimo Hironobu Kageyama, cantante de los opening “Cha La Head Cha La” de DBZ y “Soldier Dream” de Saint Seiya entre muchos otros, una preciosura.

También Pueden Leer – Fire Emblem Warriors Three Hopes: El romance de las tres casas

Lo mejor de todo es que la naturaleza misma de Live a Live resuena más fuerte con el público actual debido a la existencia de los servicios de streaming actuales. ¿No te gusta el escenario de la prehistoria porque tiene mucho humor? Cambia al del Edo Antiguo y disfruta de una misión de sigilo ¿Jugar en el futuro no es lo tuyo? Pasá al capítulo de la China Imperial y ayuda al Shifu a encontrar nuevos aprendices para heredar su milenaria arte marcial. Todo esto sin perder ninguna clase de progreso y en cuestión de segundos. Obviamente, para desbloquear el capítulo final es obligatorio que termines con todos los demás pero el tener esta chance de intercambiar a voluntad le da al jugador más control sobre lo que quiere hacer en correspondencia a su ánimo.

Para terminar con esta review, he de decir que estuve con una sonrisa de oreja a oreja en todo momento y se me piantó un lagrimon nostálgico al terminar el juego. Habiendo jugado incontables veces al original Live A Live de chico, de verdad se siente un placer revivir un título que amé por años y el hecho que Square Enix reflote y lance por primera vez en occidente un juego de culto de esta talla, con un gran respeto al producto original, agregando su pequeña cuota de novedades para no manchar a esta joyita del gaming. Así que apenas tengan una oportunidad, les recomiendo sin ningún lugar a dudas esta reversión de Live a Live.

PD.: Square Enix, aprovechen este envión y lancen Bahamut Lagoon y Treasure of the Rudras en occidente ¡Que a la gente le van a fascinar!

Live A Live ya se puso a la venta el 22 de Julio y puede conseguirse en la store de Nintendo Switch.

Resumen

Lo bueno

  • ¡Que al fin salga en occidente!
  • Estetica HD-2D que enaltece cada capitulo del juego
  • Ofrece un poco para todo el publico con tematicas y capitulos muy distintos.

Lo malo

  • Algunos capitulos pueden tener poco o nulo combate.

Conclusión personal

Live A Live es una remake de un juego que salió originalmente en SNES y que nos cuenta las historias de 8 personajes en 8 epocas muy distintas. Cada una de ellas tiene su propia tematica y genero, desde una a ventura de humor en la epoca prehistorica, pasando por el anime shounen, artes marciales o un western, entre otros, va a haber algo para todo el publico. Esto acompañado por la ya familiar estetica HD-2D que ayuda en gran manera a aportar ese sentimiento de nostalgia y un sistema de combate entretenido basado en tener la posicion y el rango correcto para obtener ventaja sobre los enemigos. Personalmente no puedo estar mas contento de tener finalmente este juego en occidente.

Datos extra

  • Desarrollador: Historia, Team Asano
  • Publisher: Nintendo, Square Enix
  • Plataformas: Nintendo Switch
  • Fecha de publicación: 22 de Julio de 2022
  • Análisis hecho en: Nintendo Switch
  • Análisis publicado: 29 de Julio de 2022