Review – God Of War: De Esparta a Midgard y a PC

Review – God Of War: De Esparta a Midgard y a PC

12/01/2022 1 Por Francisco Sgherza

«Nos preparamos para el Ragnarok con Kratos y compañía en su llegada por primera vez a PC desde que en 2018 se llevara el título de juego del año.«

 

Kratos no sólo llegó a la mitología Nórdica sino que también lo hizo en PC y en esta review para Gamer Con Mate te contamos todo lo que querés saber sobre el nuevo juego del Fantasma de Esparta. Además si es la primera vez que entran en contacto con un juego de la serie acá les va un repaso general de lo que tienen que saber (con los menores spoilers posibles).

Hasta no hace mucho tiempo atrás ver un juego exclusivo de un estudio interno de PlayStation en PC podría parecer una locura. Aunque en el pasado algunos juegos terminaron llegando a la plataforma, estos se debieron a cambios de licencias o la finalización de exclusividades temporales. Pero esto cambió en los últimos años cuando Horizon Zero Dawn llegó a PC a través de Steam y Epic Games, mostrando un cambio de foco de la empresa nipona. A pesar de esto pasó casi un año hasta que volvimos a tener novedades de un exclusivo de PlayStation 4 llegando a PC. Y tras pasar por Days Gone, ahora le tocó a God of War, GOTY de 2018.

Kratos era un general Espartano en favor de los dioses que, antes de perecer en batalla, le prometió a Ares su servicio a cambio de poder ganar la guerra. Así fue como Kratos ganó incontables batallas en su nombre antes de ser traicionado por Ares. Con los fantasmas de sus acciones, nuestro antihéroe se puso en marcha para librarse de los horrores que cometió en la guerra intentando servir a Atenea. Evitando muchos spoilers importantes, este es el origen de la historia y lo que tienen que saber sobre Kratos: es un dios, y tras los eventos de la tercera entrega se retira lo más lejos que puede del Olimpo. 

God Of War (2018) comienza con un Kratos mucho mayor, y más importante, mucho más maduro. Años después de los eventos del tercer juego, Kratos es ahora padre y vive como un mortal, asilado en un bosque frondoso de Midgard ocultando la naturaleza de su ser a todo el mundo, incluso su hijo Atreus. El juego comienza en las tierras Nórdicas que ahora habita tras la muerte de su mujer, cuando junto a su hijo se disponen a ofrecerle su último adiós. 

 

El objetivo de esta nueva aventura es llevar las cenizas de la madre de Atreus al pico más alto. Sin saber bien el por qué pero queriendo cumplir su última voluntad, padre e hijo emprenden este viaje peligroso. De esta forma comienza el tutorial del juego donde Kratos quiere poner a prueba a su hijo para ver si efectivamente está listo para los riesgos que va a enfrentar. Además, el hijo del Fantasma De Esparta es frágil y enfermizo, algo que sirve como motor para muchas de las situaciones más emocionales del juego. 

A diferencia de los títulos anteriores donde todo el juego estaba centrado en el egoísmo, el odio, y la venganza, en esta entrega se puede palpar el crecimiento de Kratos, no sólo desde el comienzo sino también a través del juego. Esto está reflejado con una narrativa sublime y líneas de diálogo imperdibles entre ambos, a pesar que Kratos es un hombre de pocas palabras. Además el foco principal de la aventura es el viaje que Atreus y Kratos tienen que emprender enmarcado en una historia épica. Esto va a tener un impacto tanto en lo narrativo como en lo jugable a medida que avanzamos en el juego. 

 

Algo fantástico de God Of War (2018) es que todos aquellos que no están familiarizados con la historia de Kratos en sus anteriores entregas van a descubrirla a través de los ojos de Atreus. Mientras que aquellos veteranos de la saga van a rememorar ciertas cosas mientras la aventura desenvuelve sus propios misterios. De esta forma se pueden tomar dos lecturas sobre cómo el juego narra la historia, uno desde el punto de vista de Kratos y otro desde el punto de vista de su hijo. Aunque algunos detalles importantes de la historia de Kratos quedan afuera, sepan que si son nuevos jugadores se pueden acercar tranquilos a esta entrega. 

 

 

También podés leer – Review – Metroid Dread

 

 

Un Nuevo Mundo, El Mismo Viejo Dios

 

La madurez de Kratos no es lo único que cambió en God Of War sino también la forma de jugarlo y la construcción del mundo, que son muy diferentes de los anteriores juegos. Para empezar el gameplay cambió sustancialmente y ya no tenemos un juego a cámara fija sino uno con cámara al hombro, en muchos aspectos se siente un juego más pesado y duro que el original. 

Por otro lado el esquema de controles también es diferente y ahora usamos los botones de los gatillos para realizar los ataques, dejando relegados los botones triángulo y cuadrado (en el esquema del control de PlayStation) para otras acciones. Esto nos lleva a otro cambio fundamental y es que el arma principal de Kratos es ahora Leviathan, un hacha que puede lanzar y volver a llamar cómo si fuera el Mjolnir. El elemento de Leviathan es el hielo, muy diferente y en contraposición al fuego de las Espadas del Caos, algo que nos va a servir para resolver puzles a lo largo del juego. 

 

A todo esto se suma la construcción del mundo en sí que, aunque no deja del todo los escenarios pasillezcos, tiene algunos elementos de mundo abierto. Todo el escenario de juego está construído sobre un mapa interconectado que tiene como núcleo central el Lago de los 9. Cada una de las regiones que visitamos está construída principalmente por pasillos donde vamos a encontrar enemigos y puzles por igual pero una vez que salimos al lago nos encontramos con una gran región central. 

Sin entrar en terreno de spoilers, a medida que avanza el juego el nivel del lago cambia, y así revela nuevas regiones para explorar. De esta forma el juego nos obliga constantemente a volver sobre nuestros pasos y añade un componente importante de backtracking con tintes metroidvanescos cada vez que obtenemos una nueva habilidad. 

 

En adición a estas nuevas metodologías, la aventura de Kratos abandona la linealidad de sus anteriores entregas y se enfoca en una historia que aprovecha este mundo semi abierto. A lo largo y ancho de Midgard vamos a encontrarnos con algunos personajes que van encomendarnos misiones que nada tendrán que ver con el viaje de padre e hijo. Estas misiones nos van a recompensar con elementos nuevos para la fabricación o mejoras de nuestro equipo (otra novedad de la que vamos a estar hablando más adelante), y además nos llevan a visitar nuevas regiones. 

Si queremos rushear el juego y omitir las misiones secundarias lo podemos hacer, pero hay que aclarar que de esta forma nos vamos a perder muchas cosas que facilitan nuestro viaje y el contenido post juego. Además de secciones completamente enfocadas en estas tareas, incluídos puzles, batallas, y recompensas. Es por eso que God Of War es un juego para disfrutar en toda su profundidad, ya que no sólo nos perderíamos de lugares nuevos para visitar sino posibles líneas de diálogo que nos ponen en contexto el mundo en el que viven nuestros  personajes. 

 

También cabe mencionar que el juego sufrió otro cambio muy importante en su estructura principal. Cómo vimos hasta ahora el juego tiene un mapa semiabierto con misiones secundarias y una pinta más de RPG. Para sumarle otra piedrita más a este aspecto, el juego ahora nos permite forjar piezas de armadura y mejorarlas junto a nuestras armas. Todo esto sumado al árbol de habilidades en el que vamos a gastar nuestra experiencia ganada. 

¿Cómo funciona? A medida que vamos mejorando nuestras armas, estás van a subir de nivel desbloqueando nuevas habilidades para comprar en el árbol. De esta forma volvemos a que, sí queremos el mejor equipo para llevar a cabo nuestra aventura, lo mejor es cumplir todas las misiones secundarias que nos encontremos.

 

Sobre todo si vamos a enfrentarnos a determinados jefes opcionales a los que podemos acceder antes y después del final del juego. Al mejor estilo de los juegos modernos de mundo abierto, tras el final del juego vamos a poder seguir deambulando por Midgard, y algunos otros lugares, para completar las misiones que nos hayan quedado sin hacer, y por supuesto combatir estos jefes opcionales. 

 

También podés leer – Review – Marvel’s Guardianes De La Galaxia

 

La Importancia Está En El Viaje

 

Sin querer repetirme demasiado, God Of War es más sobre el viaje y el desarrollo de los personajes que acompañamos. Un producto mucho más maduro y enfocado en el aprendizaje tras los horrores que cometió Kratos, justa o injustamente, en el pasado. No hay que confundirse y creer que Kratos está más viejo y por eso más débil, sólo está más sabio. Esto se ve reflejado también en los momentos en los que el Fantasma de Esparta deja salir la Ira Espartana, una de las habilidades principales del personaje. A pesar que en el juego se va cargando con el tiempo, tiene momentos clave donde el Dios deja de refrenarse y libera todo su poder. 

De esta forma la narrativa que maneja God Of War es muy superior a los juegos anteriores, donde nuestro motor era la venganza y las estrellas eran la destrucción y los brutales finishers. En este juego estos movimientos vuelven por supuesto, pero todo se siente bajo una lupa diferente. Sí, cometemos atrocidades, pero bajo la más necesaria de las excusas, matar Draugrs está bien, pero este Kratos padre le enseña a su hijo sobre moralidad y sobre ser mejor, y cuando matar está bien para sobrevivir. 

 

Esto tampoco quiere decir que Kratos tiene todas las respuestas, e incluso el Fantasma de Esparta tiene varias cosas que aprender a lo largo del camino, tanto de los NPC cómo de su propio hijo. Esto hace que el juego contraste entre la violencia y la brutalidad con los momentos más serenos que dan lugar a, cómo ya mencioné, el desarrollo de los personajes. 

Y ya que estoy hablando sobre el desarrollo de Kratos y Atreus, creo que vale la pena mencionar que la dinámica entre los dos personajes es maravillosa. En determinado punto de la partida comenzamos a tener otro personaje que aporta mucha información sobre el mundo. Es ahí donde vamos a ver a Kratos siendo Kratos, y a su hijo abriéndose más a estos desconocidos, otra vez contrastando con la personalidad tosca y desconfiada de su padre. Aunque a lo largo del viaje vamos a ver momentos en los que Kratos afloja un poco su personalidad dura para dar lugar a los mejores momentos del juego. 

 

 

¿Cuales Son Las Novedades En PC?

 

Para ir finalizando la reseña quiero hablar un poco sobre las características de la versión de PC de God Of War, ya que al fin y al cabo es la versión que llega cómo novedad. El juego cuenta con las mismas mejoras que fueron introducidas y las texturas en 4k, además de  varias opciones de configuración gráficas que podemos tocar. Por otro lado el juego cuenta con Deep Learning Super Sampling (DLSS) si nuestra GPU lo permite  (no es mi caso) para boostear los FPS en momentos claves a través de IA, además de GTAO y SSDO.  

Personalmente la reseña la hice en un equipo con un procesador I7 de Octava generación, una placa de video NVIDIA GTX 1080 Ti de 11 Gb, 16 Gb de RAM DDR4, e instalado sobre un disco rígido. Con estas especificaciones pude correr el juego en todo momento con Ultra sin ningún inconveniente aunque bloqueado a 30 FPS. Para correrlo a 60 FPS tuve que sacrificar el desenfoque de movimiento, cosa que de todas formas siempre elimino, si lo quería a frames clavados. Dicho esto las caídas que tuve a 60 FPS fueron mínimas con el desenfoque activado. 

 

Una cosa más para agregar es que el juego me crasheo 3 veces a lo largo de las 23 horas que le dedique de juego, no puedo asegurar que no sea un problema de hardware o software, pero de ser el segundo seguramente sea solucionado el día 1. 

Aunque se trata de un juego de 2018 cabe destacar que se ve espectacular y que en estas configuraciones corre a la perfección, incluso con un hardware un poco más abajo del benchmark para la configuración ultra que recomienda NVIDIA. Por lo que es cuestión de ir tocando las configuraciones para sacarle ese juguito extra. Por último también viene con un mapeado de controles compatible con el Dual Sense (sin el feedback háptico) y para el control de Xbox Series

 

God Of War se va a poner a la venta el próximo 14 de enero de 2022 y se puede conseguir en Steam por AR $4199.00 sin el impuesto PAIS y en Epic Games Store por U$S 39.99.

Resumen

  • Historia 
  • Personajes
  • Narrativa
  • Gameplay 
  • Apartado gráfico y arte del juego
  • Diseño de mundo y niveles
  • Rendimiento
  • Podría haber más variedad de enemigos por mencionar algún punto en contra

Conclusión personal

Cómo conclusión personal sobre God Of War tengo que decir que me gustó mucho más esta segunda vez que lo jugué. No porque cuando lo jugué en 2018 no me haya parecido excelente sino que cargaba con expectativas de la serie original que quizás extrañaba. Se puede decir que con esta vuelta maduré junto a Kratos, el gameplay y la historia y me maravillé una vez más sin ningún tipo de reparos. God Of War es una maravilla narrativa que sabe profundizar en la historia aún con las pocas palabras de su protagonista. Es un juego que balancea muy bien los momentos viscerales y brutales con los emocionales y nos hace ver al Fantasma de Esparta bajo una nueva luz. Además su desembarco en PC llega con un juego extremadamente fluido y una experiencia de juego fantástica que todo el mundo debería probar.   

Datos extra

  • Desarrollador: Santa Monica Studio  
  • Publisher: PlayStation PC LLC
  • Plataformas: PC
  • Fecha de publicación: 14 de Enero de 2022
  • Análisis hecho en: PC
  • Análisis publicado: 12 de Enero de 2022