Review – The Medium

Review – The Medium

01/02/2021 0 Por Francisco Sgherza


“Entre la tierra y el infierno”

The Medium fue mostrado por primera vez en Mayo del 2020 y automáticamente se convirtió en una promesa, y uno de los juegos más esperados tanto para Xbox Series X/S como para PC. El público quedó cautivado tanto por su estética, y su perspectiva a cámara fija, cómo por contar nada más ni nada menos que con Akira Yamaoka (Silent Hill) para su banda sonora. Por esto y el manejo de sus dos realidades en simultáneo, The Medium se perfiló como un sucesor espiritual del juego de Konami en el corazón de muchos fanáticos. Ahora tras un par de días de su lanzamiento les cuento todo sobre la apuesta Polaca de Bloober Team (Observer, Layers of Fear) que quiere llevarnos otra vez al horror más clásico.

Allá por la década de los 90 los Survival Horror y el Psychological Horror games gozaron de una popularidad inigualable y la cámara fija fue una marca registrada de este tipo de aventuras. Con el tiempo, y sobre todo el cambio de paradigma que presentó Resident Evil 4, el horror migró a las cámaras en 3 dimensiones, y a experiencias más orientadas a la acción. Pero de tanto en tanto un atisbo de la vieja escuela y esas traumáticas cámaras fijas se asoma desde las sombras del pasado para mostrarnos que lo viejo y lo nuevo pueden convivir en armonía, aterradora armonía. Un ejemplo de esto fue el extenso Song of Horror de Protocol Games, que jugó tanto con mecánicas del pasado como actuales. 

Lo nuevo de Bloober Team nos propone una aventura de misterio y terror psicológico en tercera persona y a cámara fija con la novedad de que ocurre en dos realidades al mismo tiempo. En esencia es como si jugamos Silent Hill y usamos a Harry Mason en el pueblo maldito y en el alternativo al mismo tiempo pero no quiero adelantarme todavía. El juego comienza con una extensa cinemática de Marianne, médium y protagonista del juego, relatando su historia a un interlocutor desconocido. Tras la cinemática tomamos control de Marianne quién acaba de perder a su padre adoptivo, Jack, y se ve obligada a volver a la funeraria donde creció. 

Toda esta sección del juego sirve para presentarnos el background de la protagonista a la vez que nos enseña a usar algunos de nuestros poderes. Cualquiera hubiera pensado que para una médium el día de la muerte de su padre no sería tan traumático, pero Marianne se ve realmente perturbada por la idea de ayudar a cruzar al otro lado a quien la crio desde pequeña. Quisiera decir que afirmar que las cosas se ponen misteriosas cuando somos una médium, en una funeraria, en el funeral de nuestro padre es casi ridículo, pero un llamado de alguien que sabe que somos pone las cosas un tanto extrañas, y en camino al aterrador complejo de Niwa.

El punto más atractivo de The Medium, y que cuando se anunció no quedaba del todo claro, es la posibilidad de movernos en ambas realidades. Por un lado tenemos la que habitamos y conocemos, y por otro lado tenemos un reino espiritual y caótico, pero que no es precisamente el otro lado. El reino de huesos, sangre y pesadillas que vemos es una especie de limbo donde las almas quedan atrapadas antes de poder cruzar, y como médium es nuestro deber ayudarles a terminar su viaje a ese lugar mejor. A diferencia de Silent Hill donde teníamos también un mundo alterno, en el juego de Bloober Team casi siempre que la otra realidad se manifiesta, ambos mundos coexisten. El juego no ocurre constantemente en los dos mundos, sino que algunas secciones del juego dejan a Marianne moverse libremente sin estar en contacto con su otra mitad espiritual. Pero en ciertas situaciones, ese otro lado se comienza a manifestar y Marianne se ve partida en dos realidades, donde controlamos ambos personajes al mismo tiempo y sus acciones afectan ambos lugares. 

Siempre que estamos conectados a ese reino entre reinos nuestro personaje se va a ver restringido por las limitaciones físicas de cada mundo. Para poner esto más claro, si hay una puerta que no podemos atravesar en el mundo real, tampoco lo podremos hacer del otro lado, aunque esto es solo mientras estemos conectados. La cosa es así, el juego representa a Marianne percibiendo ambas realidades al mismo tiempo pero hay algunas cosas que a beneficio de la historia, y el juego, podemos hacer. Hablar con los muertos y guiarlos hacia el otro lado aparentemente no es el único beneficio que tiene ser una médium sino que, entre otras cosas, podemos tener experiencias extracorpóreas. De esta forma siempre que Marianne se encuentre atascada en el mundo real puede usar su contraparte espiritual para moverse en solitario por el otro reino, aunque solo temporalmente.

A medida que vamos avanzando en la historia nos vamos a encontrar con momentos en los que vamos a poder movernos entre una realidad y la otra libremente al atravesar espejos, pero no voy a ahondar en eso para evitar spoilers. La cosa es que el juego se va a dividir en explorar el presente olvidado y destartalado del complejo Niwa y en explorar el pasado mediante ecos espirituales que habitan del otro lado. Aunque el juego nos propone algunas mecánicas más que usaremos de tanto en tanto, esto es a grandes rasgos lo que The Medium requiere que hagamos. Además tiene una serie de puzles para sortear, pero que en líneas generales involucran buscar el camino entre una realidad y la otra, o alterar algo de un lado para afectar el otro. 

Por otro lado hay que agregar que no hay enemigos que eliminar cómo en Resident Evil o Silent Hill, ni siquiera a modo de espíritus como Fatal Frame, y en este aspecto la otra realidad se siente más como The Upside Down de Stranger Things donde sólo lo habita el Demogorgon. Por otro lado vamos a pasar una buena porción del juego investigando el pasado de algunas almas atormentadas para hacerlas cruzar, pero solo un gran enemigo nos acecha durante toda la aventura. Es un poco por esto que The Medium se siente haber quedado a mitad de camino de lo que podría haber sido, ya que es un juego interesante con una historia atrapante, pero sus mecánicas podrían haber sido mucho más explotadas. 

Por ejemplo, sobre la mitad del juego en adelante nos vamos a ver forzados a avanzar por secciones que encajaría mejor en un walking simulator, y que por su extensión se vuelven muy tediosas. Si me tengo que detener particularmente en estas situaciones, lo único que me hizo seguir avanzando en esos momentos fue el querer saber que pasaba más adelante en la  historia. Aunque al mismo tiempo, el juego goza de algunos momentos que son brillantes con puzles ingeniosos y escenarios espectacularmente diseñados y detallados.      

De todos los aspectos que componen el juego su historia es definitivamente el punto más fuerte,  y aunque de momentos parece completamente desconectada se ocupa de unir perfectamente los cabos hacía el final del viaje con solo un par de cosas algo sueltas. Cómo antes mencioné también ambos mundos son renderizados en tiempo real y en varias ocasiones dan lugar a puzles interesantes y situaciones que nos sacan de la zona de confort, pero no quiero revelarlos para evitar el spoiler de algunas sorpresas que guarda el juego respecto a sus dos realidades.

Aunque es bastante correcto en sus planteos, The Medium se queda un tanto corto en la implementación con secciones completamente lineales y puzles que se resuelven rebuscando un poco en la misma habitación o en zonas aledañas. Para esto voy a hacer un comentario personal y completamente subjetivo, y es que esperaba que Bloober Team hiciera el trabajo completo para llevarnos a una experiencia total de la vieja escuela. Si bien tenemos que buscar ítems, combinarlos, o encontrar determinadas llaves, todo esto se ve muy llevado de las narices por la narrativa y por escenarios que son sumamente pasillezcos. Pero a pesar de estas críticas, The Medium se las rebusca para mantener al jugador interesado en las aproximadas 8 horas que dura nuestro viaje. Eso sin contar algunas escenas algo tediosas que una vez que resolvemos el misterio no nos invitan a repetir el plato, y determinadas secuencias de escape donde tenemos que evadir milimétricamente, en un prueba y error casi constante, a nuestro perseguidor infernal.

Para redondear, el juego cuenta con un apartado artístico que de momentos destaca enormemente y de momentos se queda en la simpleza, pero que hace un buen trabajo en transmitir el espíritu del lugar. En este sentido la gente Bloober hizo un gran trabajo en hacer  sentir el infierno de Niwa y las consecuencias de algunos crímenes de posguerra. Los escenarios son lo suficientemente detallados y perturbadores y de momentos vienen acompañados por la banda sonora compuesta por Akira Yamaoka, la cual destaca por sobre todo en la recta final del juego con dos temas increíbles. 

Por otro lado, y para finalizar la review, tiene algunos tirones durante las cinemáticas y durante algunas secuencias en que renderiza ambos mundos. Aunque se entiende la carga de renderizar ambos a la vez, no sé hasta qué punto debería ser tan pesado ya que son escenarios chicos y contenidos en entornos reducidos y da la impresión de estar un poco mal optimizado. Pero quiero dejarlo solo en una mención ya que no quiero discutir algo de lo que solo puedo opinar al desconocer lo que el programa hace por detrás el juego. Hacia la mitad de la reseña The Medium se actualizó con un parche de casi la mitad del juego en tamaño, que mejoró significativamente los problemas experimentados. 

The Medium se puso a la venta el día 28 de Enero en exclusiva para las consolas Xbox Series X|S y para PC tanto en Steam como en Windows Store

Resumen

POSITIVO
  • Historia
  • Banda Sonora
  • Jugar con los dos mundos
  • La actuación del principal antagonista
NEGATIVO
  • Rendimiento
  • Algunas mecánicas poco explotadas
  • Secciones largas y tediosas

Conclusión personal

The Medium es un juego que no logra destacar como un vende consolas, pero que sin lugar a dudas ofrece al usuario una experiencia perturbadora que mantiene enganchado durante todo su recorrido. A pesar de algunas secciones que pueden resultar tediosas, llegar al final del camino y unir todas las piezas del enigma son una recompensa gratificante en sí misma. Si hay algo que hizo muy bien la gente de Bloober Team fue mantener al jugador enganchado en la historia que quisieron contar, a pesar de las partes flojas. Por otro lado y para concluir, tiene muchos puntos a los que les faltó un golpe de horno, pero al finalizarlo me dejó pensando y con la necesidad de discutirlo. Algo que en los últimos años lograron juegos como SOMA y Nier Autómata, y Observation ,con riesgo de estar dejando otro en el camino. 

  • Desarrollador: Bloober Team
  • Publisher: Bloober Team
  • Plataformas: Xbox Series, PC
  • Fecha de publicación: 28 de Enero de 2021
  • Análisis hecho en: PC