Review – Age Of empires 4

Review – Age Of empires 4

25/10/2021 2 Por Francisco Sgherza

«Trajimos la torre de asedio, armamos las catapultas y tenemos los arqueros listos, ahora solo falta conquistar el mundo con esta reseña»

 

Después de una larga espera un tanto aplacada por las series definitivas que nos llevaron de nuevo a aquellos años de gloria y conquista, finalmente está por llegar Age of Empires IV. En Gamer Con Mate, y gracias a la gente de Xbox Argentina que nos proveyó el código pude sentarme a reseñar lo último de la serie de estrategia de Microsoft. Cómo reza el popular T.E.G. La Revancha, “El Sueño de Dominar el Planeta Se Renueva”, y a lo largo de las próximas líneas les voy a contar todo lo que tienen que saber sobre la cuarta entrega numerada de este éxito histórico.

Antes de comenzar, y a modo resumen para quienes hayan estado ausentes los últimos 20 y tantos años, la serie Age Of Empires pertenece al género de los juegos de estrategia en tiempo real y nos envuelve en diferentes situaciones a lo largo de la historia antigua. El primer juego salió en el año 96 y no fue hasta 1999 que veríamos uno de los más emblemáticos hasta la fecha. Dicho año Age Of Empires II: The Age Of Kings se puso a la venta y cosechó fanáticos que lo juegan incluso hasta el día de hoy. El juego tuvo una tercera entrega no tan emblemática y además el Spin Off mitológico Age Of Mythologies, y un juego completamente Online.

Además de otros Spin Off, y las versiones Definitivas cómo mencione anteriormente, las sucesivas entregas no alcanzaron la popularidad de la segunda parte y su expansión por lo que la franquicia tuvo un alto de varios años. Pero eso es historia antigua y en el año 2017 en el marco de la E3, se anunció Age Of Empires IV el cual finalmente tenemos en nuestras manos para disfrutar.

 

El juego desarrollado por Relic Entertainment y publicado por Xbox Game Studios nos entrega una experiencia diferente pero que mama de lo mejor de otras entregas, y aporta sus propios condimentos. El juego se divide en diferentes secciones con un menú completamente diferente a lo que estábamos acostumbrados y un aspecto mucho más moderno. Por un lado tenemos las campañas para un jugador, de las cuales voy a hablar más adelante, y por otro el modo multijugador, las escaramuzas para un jugador, y los tutoriales. 

 

Si hay que hacerse una pregunta completamente honesta es ¿Quién no aprendió historia con Age Of Empires II? En este sentido la franquicia bélica vuelve a la carga y nos ofrece una experiencia que se desarrolla a lo largo de 4 campañas que cubren períodos históricos desde 1066 a 1552 en diferentes lugares de Europa y Asia. La primera partida nos lleva un poco de las narices para enseñarnos las básicas del juego, a pesar que ya cuenta con un modo de aprendizaje. 

 

También pueden leer – Review – Far Cry 6

En concreto las campañas son la de Los Normandos, La Guerra De Los 100 Años, El Imperio Mongól, y El Ascenso de Moscú. A diferencia de las entregas anteriores las campañas vienen acompañadas de un video que mezcla el live action con dibujos animados sobre el video. De esta forma Age Of Empires IV no sólo nos cuenta la historia a través de las campañas sino que nos muestra cómo se ven hoy esos sitios que antaño vieron la historia desarrollarse. Por otro lado el avance de las tropas y los pueblos se visualiza con el mismo estilo de animación sobre un mapa que se dibuja a medida que la narradora (en Español) nos explica lo sucedido. 

 

Durante nuestra primera partida en la batalla de Hastings vamos a tener que recuperarnos tras ser desahuciados y exiliados por el invasor, mientras que aprendemos las nuevas formas de combate. Uno de los primeros cambios que notamos ni bien comenzamos a jugar, y si veníamos sobre todo de jugar Age of Empires II, es que algunas unidades pueden aprender ciertas habilidades que nos van a ayudar en el combate. Los arqueros por ejemplo pueden montar un pequeño campamento donde recuperarse mientras que el Rey puede aumentar la resistencia de todo el ejército circundante. 

Por otro lado, saltan a la vista también sólo con comenzar a jugar las diferencias en el aspecto jugable. El juego es mucho más vertical que otras entregas y hacer uso de las elevaciones de terreno se siente más gratificante, además de que podemos llamar a todas nuestras unidades para fingir retiradas y así romper las líneas de defensa enemigas. Durante las campañas algunas de las batallas tienen un aspecto y distribución que recuerdan más a los juegos de la serie Total War que a un Age Of Empires, aunque la distribución y el manejo de las unidades sigue siendo de individual a grupal. 

 

Además ahora las murallas juegan un papel mucho más central en la protección de nuestras ciudades que solamente separar al enemigo de construcciones y aldeanos. Las unidades de pie pueden circular por las murallas de piedra que nos protegen. De esta forma el jugador puede posicionar a los arqueros en lo alto y eliminar cualquier amenaza que se asoma antes de llegar a nuestras puertas. ¿Pero qué es lo que pasa cuando el enemigo viene con torres de asedio? Bueno ahí es donde vamos a tener que tener una buena mezcla de unidades ofensivas y defensivas a la mano para proteger a nuestros arqueros.

También pueden leer – Psychonauts 2: Una review para volarte el cerebro

 

Un aspecto interesante de las murallas es que los aldeanos pueden repararlas, o construir las torres desde detrás o por arriba de la muralla y así no quedar tan expuestos al ataque. La realidad es que en medio del fragor del combate, nuestros valientes aldeanos es probable que terminen por perecer igual, pero al menos no quedan completamente a la vista de las unidades que se acerquen a nuestras tierras. A pesar que parezca demasiado dedicarle casi dos párrafos a las murallas de piedra que protegen nuestras fronteras vuelven la defensa una tarea más fácil, y que se siente más “real”. 

 

Pero claro que las altas murallas no son lo único nuevo en Age Of Empires IV en el aspecto jugable y de eso todavía tengo bastante para comentar. En primer lugar los bosques ya no sirven solamente para obtener madera, aunque tampoco nos van a proteger tanto cómo antes. Algunos tramos de bosque nos permiten esconder a las unidades para tenderle una emboscada a nuestros oponentes, aunque para esto hay que tener en consideración dos cosas. 

En primer lugar, ya no podemos usar todos los bosques que veamos cómo fronteras naturales para nuestros reinos, y en segundo que sólo algunas unidades tienen visibilidad dentro de los oscuros bosques. En Age Of Empires IV si no tenemos cuidado podemos estar dejando expuestos a nuestros aldeanos, cómo le pasó a vuestro redactor, confiados de que los árboles que tenemos detrás los van  a proteger.

 

La diferencia entre ambos es bastante visual, y los bosques que se pueden usar para esconder unidades tienen sus árboles un poco más separados. entre sí. Aunque esta mecánica no es ajena a los juegos de estrategia y ya estaban presentes en otros títulos del género son un añadido muy bienvenido a una fórmula que buscó reinventarse y mantenerse familiar a la vez.

 

Y acá es donde entramos en uno de los mayores cambios que tiene Age Of Empires IV, a diferencia de las entregas anteriores el jugador tiene que acostumbrarse a jugar con cada civilización desde el comienzo. En otras entregas cada civilización tenía una unidad y edificio especial que los caracterizaban, cómo los Invasores de Pasto Celtas, o los Samurai Japoneses. En esta nueva entrega cada una de las 8 civilizaciones tiene no sólo unidades especiales, sino edificios y condiciones de bonificación particulares. 

¿Cómo es esto? Cada una de las civilizaciones tiene diferentes bonificaciones que son completamente únicas, algo parecido al viejo Empire Earth. Pero además tienen sus propios edificios particulares, por ejemplo los Rus no tienen molinos para almacenar sus alimentos, pero si tienen cabañas de caza. En este caso particular, además de la investigación de tecnologías para la recolección de alimentos y la caza, los Rus pueden crear un explorador en estas cabañas. De la misma manera todas las civilizaciones tienen sus cosas, aunque también sus desventajas. Ya que pongo de ejemplo a los Rus, esta es una civilización que genera mucho oro, pero tiene la desventaja de no tener murallas de piedra. 

 

Después de haberle dedicado dos párrafos a los muros de piedra se pueden imaginar que es algo de lo cual me beneficio, y mucho por lo que jugar sin los mismos presentó un desafío. Por otro lado, tienen la ventaja de que sus empalizadas son más resistentes. Pero dejémonos de los Rus por un momento, sino la reseña se va a convertir en una guía de civilizaciones, y no es la idea. Otro de los cambios que vienen a colación de esta nueva entrega se da en las clásicas edades. El juego tiene 4 edades que van desde la Edad Oscura a la Edad Imperial, pasando por la Feudal, y la de Los Castillos. 

¿Pero donde radica lo nuevo? Bueno el pasaje de edad no se da en el Centro Urbano sino que son los aldeanos los que pueden hacerlo. Para esto vamos a tener que construir uno de los dos edificios emblemáticos de cada edad una vez conseguimos los recursos necesarios para hacerlo. Lo que me lleva a un punto muy interesante y es que son los tutoriales que tiene Age Of Empires IV. Además de los modos Campaña y Escaramuza, el juego cuenta con una sección llamada El Arte De La Guerra la cual no es ni más ni menos que una serie de tutoriales con el objetivo de pararnos para las dificultades más altas y el modo competitivo. 

 

El Arte De La Guerra cuenta con niveles básicos y avanzados para diferentes aspectos del juego y la conquista. Al principio el juego nos explica con un video el objetivo que tiene planteado, por ejemplo avanzar rápidamente de edad y cómo conseguir recursos para hacerlo. La cuestión es si lo aprendimos o no, para que podamos implementarlo después en nuestras partidas. Es por esto que El Arte De La Guerra nos toma examen, y tras explicarnos qué hacer nos da un límite de tiempo para lograr el objetivo. Si alcanzamos la primera marca podemos ir por el oro, aunque si nos la pasamos aspiramos a la plata o el bronce. 

Más allá de las novedades en el combate, en las nuevas civilizaciones, y en cómo funcionan las estructuras, Age Of Empires IV es un juego que se siente sumamente familiar para los que alguna vez hayan agarrado una entrega, pero a la vez se siente nuevo y fresco. Además es un juego que presta muchísima atención a los detalles para que nuestros mapas se sientan realmente cómo algo vivo. Por un lado cabe destacar que escucharemos de que lado están las unidades que seleccionamos, y por otro a medida que ponemos una construcción se va rellenando con caminos, patios, y detalles que le dan contexto y vida a nuestro pueblo, o nuestra ciudad. El único apartado que puede considerarse algo flojo es a nivel gráfico, pero el juego está tan plagado de detalles que no importa en lo más mínimo.

 

Age Of Empires IV se pone a la venta el día 28 de Octubre para PC a través de Steam y en Microsoft Windows por $2999,99. El juego va a llegar de forma gratuita a todos los usuarios que cuenten con Game Pass en PC. 

Resumen

  • Diferentes Civilizaciones
  • Arte
  • Tutoriales
  • Campaña
  • Tardó mucho en llegar

Conclusión personal

Age Of Empires IV se hizo esperar durante mucho tiempo pero llegó tras una serie de lanzamientos que no terminaron de cosechar el éxito de AOE II y Mythologies. De todas formas el tiempo siempre recompensa al que espera y Age Of Empires IV le acerca a nuevos y viejos jugadores una experiencia completa, que aunque corta de civilizaciones, ofrece una gran rejugabilidad ya que cada una nos obliga a adaptarnos a sus ventajas y desventajas. Definitivamente Age Of Empires IV es la secuela que estuvimos esperando durante tanto tiempo, y que tiene el potencial de convertirse en un nuevo favorito. 

Datos extra

  • Desarrollador: Relic Entertainment
  • Publisher: Xbox Game Studios
  • Plataformas: PC (Steam /Microsoft Windows / Game Pass para PC)
  • Fecha de publicación: 28 de octubre de 2021
  • Análisis hecho en: PC (Steam)
  • Análisis publicado: 25 de Octubre de 2021