Review – Paradise Killer

Review – Paradise Killer

04/10/2020 0 Por Facundo Joel Petrolo Iriarte

“Problemas en el decimocuarto paraíso”

 

Los open world generalmente están ligados a la acción siendo el ejemplo más prominente la saga GTA o los Saints Row, pero otros se atreven a usar el mundo abierto para contar la historia de una manera distinta. Algunos ejemplos de esto son The Witness o The Talos Principle, aunque son contados con los dedos de la mano son juegos de este subgénero basados en la investigación. Entre estos está Paradise Killer de la gente de Kaizen Game Works cuya filosofía principal es la libertad pura: Libertad de diseño, libertad de exploración, y libertad para llevar un caso a nuestra manera. Si te interesa lo que estoy diciendo, calzáte tus ropas más estrafalarias, unos buenos auriculares, y metete conmigo en este paraíso sangriento.

En Paradise Killer, unos seres longevos conocidos como “El Sindicato” lograron tener contacto con dioses más allá de las estrellas y en su propia forma de rendirles culto comenzaron a construir la isla perfecta en una realidad alternativa. Pero esto obviamente no es una tarea fácil y es que lograrlo toma eones donde se desatan un sinfín de conflictos o situaciones que llevan a la destrucción y a una nueva iteración. Nos encontramos al final de la iteración número 24 y se promete que la siguiente será la última, la “Perfecta 25”, el verdadero paraíso. Pero el plan se ve truncado cuando los miembros del Sindicato son asesinados en medio de un ritual y el supuesto culpable es un muchacho poseído por un demonio.

Ante este hecho tan trágico y clave se trae del exilio a la investigadora de la isla, y nuestra protagonista Lady Love Dies. Y es nuestra tarea reunir pistas, interrogar a los altos mandos del lugar y descubrir quién fue el verdadero culpable, ya que nos da la sensación de que no todo es lo que parece.

Como dije antes, el juego es un open world de investigación donde controlamos a nuestra protagonista en primera persona mientras recorremos la isla sin ninguna limitación. En los lugares que podemos recorrer nuestro objetivo principal es interrogar a las figuras importantes del lugar en busca de pistas. A la vez que vas recolectando información acerca de lo que sucedió esa noche, vamos armando nuestras propias conjeturas y van surgiendo nuevos interrogantes que podremos utilizar para desvelar sus secretos. También podremos mejorar nuestra amistad con ellos teniendo algunos intercambios amigables que suben nuestra relación llevándonos a que ellos nos compartan alguna confidencia que puede sernos vital para resolver el caso.

Pero no sólo nos valemos de nuestros encantos sino que de nuestra atención, el mundo se encuentra plagado de detalles que pueden ayudar en la investigación. De esta forma podemos visitar los departamentos de cada personaje, hackear terminales para conseguir un log de las entradas y salidas y obviamente, investigar el lugar del crimen. Acá es donde nos damos cuenta que el acceso al precinto central donde se encontraban los miembros del Sindicato está bloqueado con tres puertas de acceso casi imposibles de pasar. Una de ellas incluso es una puerta trans dimensional que lleva a un lugar al que un simple mortal no puede pasar, esté o no poseído por un demonio.

Este paraíso que tendremos para recorrer posee una arquitectura increíble y surreal que toma inspiración directa de la cultura del vaporwave y del synthwave haciéndose presente aspectos como colores chillones, neón por todos lados, publicidades crípticas que comienzan a tener sentido mientras más las vemos. Por otro lado está lleno de objetos que nos recuerdan a los años ochenta y que aportan su granito de arena para la vibra retro futurista del lugar, adornado siempre con esta cultura obsesionada con los viejos dioses fallecidos muchísimos años atrás. Una vista recomendada para todo aquel simpatizante de este género.

De la mano a esto tenemos un soundtrack excepcional compuesto por Barry “Epoch” Topping que da justo en el clavo ofreciéndonos temas que pasan por los géneros anteriormente mencionados. Además nos da una probada de su gran habilidad para otorgarnos un sexy jazz y un melancólico citypop, una genialidad musical que además podemos descubrir a nuestra manera recolectando los temas que se encuentran dispersos en distintas estaciones de radio y que luego podemos poner en todo momento, eligiendo nuestros favoritos.

Dado que Lady Love Dies estuvo en exilio durante tres millones de días, se nos presenta una situación interesante en cuestión de la narrativa y es que estamos en un punto intermedio en donde conocemos los tejes y manejes esenciales del mundo pero estuvimos ausentes por mucho tiempo. Por esto muchas de las cosas que nuestra protagonista conoce cambiaron rotundamente y vamos a necesitar re aprender cosas o refrescar nuestra memoria sin sobreexposiciones fuera de lugar o innecesarias.

Con esto no enteramos que, aparte del Sindicato, nuestros sospechosos son figuras importantes de la sociedad, tan importantes que casi se diría que son lo que verdaderamente manejan la isla. Ellos se dedican a distintos sectores, como por ejemplo Carmelina, la arquitecta de la isla y la encargada de llegar a ese paraíso perfecto, Akiko 14, la oficial encargada de la seguridad de la isla, Doctor Doom Jazz, el representante más importante de la medicina, y muchos otros que esconden los secretos más oscuros esperando salir a la luz.

Una vez tengamos a nuestra disposición todas las pruebas que consideremos necesarias, podemos dirigirnos al Juez y comenzar el juicio donde presentamos todo lo que hayamos descubierto y acusamos al culpable. Lo interesante de esto es que podemos juzgar bien o mal a cualquiera en base a las pruebas que tengamos (o carecemos si no buscamos lo suficiente) y así obtener uno de los muchos finales que posee el juego, aunque uno solo el verdadero. Esto aboga a ese sentimiento de libertad que mencione al principio de la review y algo que sin duda es más que bienvenido.

Para terminar, quiero decir que Paradise Killer es un viaje de ida a un estilo de juegos open world que me gustaría ver más explotado ya que no todos los días podes encontrar una experiencia que combine investigación con un alto grado de libertad y tan disfrutable como lo es este juego.

Resumen

  • Una música excelente para relajarse
  • Un open world de investigación
  • Recurso narrativo que no cae en la sobre explicación
  • Nuevas pistas o hechos hacen que tengamos que hacer mucho backtracking
  • Si no prestamos atención la historia puede volverse muy criptica
  • El hecho de que nos falten pistas para llegar al final que queramos puede ser frustrante

Conclusión personal

Paradise Killer es un open world de investigación, un estilo que no suele verse a menudo pero que este juego ejecuta magistralmente presentando un mundo muy llamativo basado en la cultura del Synthwave y del Vaporwave. Vamos a tener libertad para recorrer, hablar, y hacer lo que queramos ¡Hasta recolectar las pistas que queramos! Cualquier respuesta es correcta pero solo una nos llevara al verdadero misterio: ¿Quién asesino al Sindicato?

Datos extra

  • Desarrollador: Kaizen Game Works
  • Publisher: Fellow Traveler
  • Plataformas: Nintendo Switch, PC
  • Fecha de publicación: 4 de Septiembre de 2020
  • Análisis hecho en: Nintendo Switch