Review – Minecraft Dungeons

Review – Minecraft Dungeons

03/06/2020 0 Por Francisco Sgherza

«Una sopa de Diablo con bloques»

 

 Minecraft es uno de los éxitos indiscutidos de la década pasada, de eso no cabe duda alguna. Pero cuando Microsoft adquirió Mojang, y Minecraft, creo que nadie imaginó las posibilidades. Minecraft Dungeons no es la primer iteración de la franquicia de bloquecitos en alejarse del juego original, pero sí que sorprendió cuando se presentó en septiembre del 2019. 

 Mojang Studios y Microsoft se jugaron por una apuesta completamente diferente. Aunque no es la primera vez que el juego de crafteo explora distintos rumbos, sí lo es a manos de la propia Mojang. En lugar de un juego de construcción Mojang presentó un juego de aventura del estilo Dungeon Crawler inspirado en el universo Minecraft. Para quienes no conozcan el género son juegos de aventura, ya sea en rol de mesa o videojuegos, en que los jugadores exploran dungeons, mientras eliminan criaturas y recogen loot.  

 La historia de Minecraft Dungeons comienza mucho antes que nuestra historia, cuando un pequeño y débil Illano es rechazado por los suyos por ser diferente. El Illeano deambula por la tierra buscando un lugar al que llamar hogar, pero lo único que encuentra es desprecio. En una noche tormentosa el Illeano encuentra el Orbe de la dominancia. El orbe consumió al Illeano en el odio y lo llevó convertirse en el Archi-Illeano, quien se propuso a destruir a todos los que no se arrodillaran ante él.  

 Esto prepara el campo de juego para que un héroe desconocido se levante de las cenizas y emprenda un viaje lleno de peligros, gemas, y monstruos clásicos para matar. Después de la secuencia de introducción se nos permite elegir el personaje que vamos a encarnar. Esta elección es meramente cosmética sin importar a quien usemos, pero además nos da la posibilidad de crear no solo a uno. Aunque esto no implica que los personajes tengan diferentes clases, sino que funcionan como slots para empezar partidas diferentes.

 Cuando arrancamos con el juego propiamente dicho nuestro personaje se ve obligado a dejar su villa destruida a manos del Archi Illeano. Una vez introducidos todos los elementos, y los controles básicos en esta suerte de tutorial, llegamos al campamento. El campamento funciona como un hub central y desde un mapa vamos a poder elegir a que misión acceder. Además cada región que podemos visitar va a poder jugarse en varios niveles de dificultad, lo que le da rejugabilidad. 

 Cada mazmorra consiste de locaciones basadas en diferentes biomas del mundo de Minecraft. Además del bosque clásico, vamos a encontrar desiertos, las minas, y montañas nevadas. El juego consiste básicamente en explorar estas regiones mientras encontramos artefactos y damos caza al Archi-Illano

 En estas mazmorras vamos a encontrar artefactos que nos van a facilitar la vida, y a medida que avanzamos se nos van a presentar una suerte de objetivos. Aunque en líneas generales consiste en salir de la mazmorra con todo el loot que cargamos, en ocasiones las misiones nos ponen objetivos más específicos como recuperar artefactos, o activar dispositivos. Entrado el juego una de las misiones por ejemplo requiere que destruyamos las forjas del ejército del Archi Illiano, como si se tratara de las forjas del ejército de Sauron.

 Mojang aprovechó muy bien el estilo de Minecraft y la estética le queda muy bien al género ya que le da un golpe de aire fresco en lo visual. Por otro lado se siente como que se desaprovecharon varias oportunidades para hacer el juego más complejo. Por ejemplo algunos de los niveles son bastante extensos y nos ofrecen varios recovecos para explorar, pero otros no se sienten tan desafiantes. Los niveles que nos tienen explorando bosques, y praderas por ejemplo, poseen construcciones que no podemos visitar y que hubieran añadido un poco más de gusto a la exploración de tan hermosos paisajes. 

 Fuera de eso el juego funciona muy bien y usa de forma inteligente conceptos que existen en el universo. La experiencia en este caso nos sirve para subir de nivel y en lugar de otorgarnos más fuerza o destreza, nos entrega puntos para encantar las armas. En este aspecto el dungeon crawler de Minecraft es bastante variado, ya que tenemos a nuestra disposición varias armas de corto, mediano, y largo alcance, para probar. Los artefactos por otro lado serían las habilidades activas como los cohetes, las botas de velocidad, o una aljaba que nos da flechas especiales. 

 Como en cualquier otro juego del género cuando usamos las habilidades vamos a tener que esperar hasta poder volver a usarlas. Aunque el juego no tiene diferentes clases, vamos a poder crearlas nosotros mismos según los artefactos y armas que combinemos. Además están las pociones que podemos usar de forma indefinida, pero que al igual que hacer un roll, o usar artefactos requieren un cooldown posterior. Pero si hablamos de usar inteligentemente conceptos existentes, creo que lo más simpático son las vacas y corderos que podemos cazar para curarnos. Además como objetos curativos podemos comer los panes y manzanas que dropean los enemigos.

 Además los encantamientos varían de arma a arma, incluso cuando se tratan de un mismo objeto que tenemos por duplicado. Esto se siente traído directamente del juego original donde encantar las piezas de armadura u objetos es resultado de una serie de opciones aleatorias en la mesa de encantamiento.  

 Por otro lado si todo lo que agarramos no es de nuestro gusto, podemos desarmar las piezas a cambio de gemas. Pero si ya fueron encantadas para mejorarlas, además de gemas se nos van a devolver los puntos de mejora para ser usados en nuevos y mejores ítems. Esta mecánica es interesante ya que los puntos que obtenemos son limitados y la cantidad de equipo que podemos recoger es incontable. 

 En algún lugar de los primeros párrafos de esta reseña mencioné que el campamento era un lugar fundamental para nuestra partida. Aunque no vamos a poder cosechar, cocinar, ni tirarnos a dormir en una cómoda cama, a medida que ganamos misiones van a aparecer cofres y personajes. Los NPC que llegan son dos en concreto que nos venden armas o equipo de forma aleatoria y por una cantidad de gemas. Esto a pesar de curioso no deja de ser algo molesto ya que termina siendo una especie de sistema de lootboxes en el que tenemos que gastar las gemas para ver que nos toca. Lo bueno en todo esto es que las gemas SON las que encontramos en nuestra aventura, y NO requieren dinero real

 Si tenemos que destacar algo de Minecraft Dungeons es que se ve espectacular, y que la cámara fija para este juego le queda diez puntos. Incluso en más de una ocasión mientras reseñamos el juego con mi compañero de Gamer con Mate, Facundo Petrolo, repetimos en ocasiones que sería interesante una perspectiva así para el Minecraft original. Por si queda algún tipo de duda Minecraft Dungeons se limita solamente a llevarnos por mazmorras eliminando cuanto esqueleto, no muerto, y otros mob clásicos nos crucemos. Pero no nos permite craftear nada como si se tratara de un Dragon Quest Builders. Aunque no se puede negar que sería interesante, para otra cosa siempre tendremos Minecraft.

 Algo de lo que no hablamos hasta ahora es una de las piedras angulares de Minecraft Dungeons, y es el modo multijugador. El juego viene por default para jugarse en línea, porque la idea del juego es que lo disfrutemos con amigos desde el primer momento. Mientras que se puede disfrutar en solitario, Dungeons se disfruta mucho más si se juega con amigos. Pero por sobre todas las cosas, y este es el aspecto positivo más importante que quien les escribe encontró, se puede jugar en cooperativo local. Si conectamos un control extra, otro jugador se nos puede unir y disfrutar las bondades que tiene en el clásico cooperativo de sillón.

 Para ir finalizando, en lo que respecta al gameplay varía un poco en cómo se siente si lo jugamos con control a si lo hacemos con mouse y teclado. Con esta última configuración es la que menos cómoda me resultó y nos limita a hacer click a donde queramos ir o mantener pulsado en esa dirección, mientras que con algunas teclas vamos a elegir artefactos. Por otro lado la experiencia con el control es un poco más rica y más cómoda. De esta forma nos podemos desplazar más cómodamente, algo que debería atraer a jugadores de otros géneros. 

Resumen

  • Apartado gráfico
  • Entretenido
  • Coop local
  • Poca profundidad de las mazmorras

Conclusión personal

 Minecraft Dungeons fue una apuesta fuerte con el nombre de uno de los juegos más populares e influyentes de los últimos años. Da gusto ver que Mojang haya tomado la iniciativa con un juego diferente ya que cuesta mucho pensar en el siguiente paso de un juego que se mantiene actualizado, y además con fuertes contenidos por parte de la comunidad. En lo particular disfruté mucho de este juego que además tiene contenido nuevo por llegar, sobre el cual estaremos escribiendo una vez lo tengamos entre nosotros. A pesar de las flores, sí tiene algunos puntos flojos  donde se siente que podrían haberle puesto un poco más de amor y dejar al usuario explorar casas abandonadas o hablar con otros NPC pero nada que arruine la experiencia de juego

 

Datos extra

  • Desarrollador: Mojang Studios, Double Eleven
  • Publisher: Xbox Game Studios
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, Microsoft Windows
  • Fecha de publicación: 26 de Mayo de 2020
  • Análisis hecho en: PC