Review – Aquanox: Deep Descent

Review – Aquanox: Deep Descent

08/11/2020 0 Por Facundo Joel Petrolo Iriarte


“El Descent aquatico ha vuelto”

Últimamente, THQ está distribuyendo y reviviendo franquicias que se creían olvidadas como por ejemplo Gothic con el anuncio de su remake, o la vuelta de Darksiders con su tercera entrega, y ahora fue el turno de Aquanox. Esta franquicia de culto surgió en los 2000 y tenía un gran potencial al prometer una especie de space sim pero en el agua con combates submarinos rápidos y tensionantes, algo que llamaba mucho la atención en su época. En este caso, me toca hacerle review al recientemente lanzado Deep Descent que pretende darle una lavada de cara a las mecánicas vistas en juegos anteriores y darla a conocer al público actual. 

La campaña cuenta que en un punto de la historia de la humanidad se llevó a cabo el Último Día, un evento en el cual la superficie del planeta se volvió inhabitable. Todo esto  a causa de los interminables conflictos y bombas nucleares, las cuales forzaron a los hombres a poblar las profundidades del mar, que a pesar de cubrir el 70% de la Tierra, todavía esconden millones de secretos que esperan ser descubiertos. 

Como parte de un plan para conservar las costumbres se criogenizó un grupo de personas para que compartan el conocimiento del viejo mundo. Nuestros protagonistas son un grupo de 4 “Cryos” con amnesia que son despertados de su letargo por la tripulación del Tupilaq, una nave enorme comandada por el capitán Toshiro Okabe. El capitán Okabe y su tripulación nos brindaran protección y comida en tanto les ayudemos en su misión de encontrar al misterioso Nemo. Este ¿humano? según dicen tiene la clave para la misión secreta de Okabe, las respuestas sobre el pasado de nuestros protagonistas, y el porqué fueron criogenizados en primer lugar.

El juego se desarrolla entre misiones y submisiones, y a medida que las vamos aceptando en las distintas estaciones se ofrecen las típicas misiones de cazarrecompensas donde tendremos que hundir naves enemigas en una zona específica. Además de misiones sobre llevar cargamento de un lugar a otro, o escoltar vehículos vulnerables mientras los protegemos. Por otro lado, vamos a tener misiones en las que hay que recolectar materiales y objetos preciados, entre otras. Si bien estas están bien distribuidas y tienen buena variedad, pueden caer en la repetición por lo que nos vemos obligados a tomar un respiro para no caer en la monotonía de vez en cuando.

La historia no es nada el otro mundo pero lo compensa con un lore rico en contenido y bien pensado que tiene como soporte un códice super completo donde se nos cuenta la situación de Aqua. Este mundo sumergido tiene sus propias costumbres y facciones, pero además tienen su propia postura sobre cómo ven al viejo mundo; una época dorada de la humanidad que nunca volverá. Lo más intrigante de esto es el hecho de que, muchísimo antes de habitar las aguas, existió una civilización perdida que dejó artefactos con tecnología de punta, que les permitió a los humanos cruzar grandes distancias en muy poco tiempo, entre muchos otros misterios que nos depara nuestra aventura.

En Aquanox estamos en todo momento a bordo de nuestra nave y el manejo de la misma es intuitivo, muy cómodo, y trae vibras del viejo Descent. Dado que estamos debajo del agua, la física se comporta diferente a lo que estamos habituados por lo que sentimos que nuestro movimiento tiene un “momentum” al avanzar y mover nuestra nave. Los combates reflejan esto y demandan un poco más de cálculo de nuestra parte en lugar de fuerza bruta porque tendemos cierto nivel de pesadez al movernos y esquivar. Para agilizar un poco las cosas, contamos con “Cargas de Presión” que nos permiten realizar movimientos bruscos pero que se van gastando y requieren de un tiempo de carga antes de volver a usarlos.

Algo que hace Aquanox de forma inteligente es darnos de forma constante herramientas y armas para que los combates sean interesantes. Gracias a las visitas de las distintas estaciones acuáticas nos desbloquean nuevas naves, armamento y módulos especiales que podemos añadirles y mejorar si contamos con los recursos necesarios. También seremos recompensados con armas exclusivas si cumplimos algunas misiones secundarias, lo cual nos da un incentivo extra para alargar el juego. 

Cada una de las armas que usamos son brutales y se ven espectaculares, y cada una cumple distintos propósitos, como el “Shrapnel” un arma de corto alcance es ideal para destrozar naves en espacios cerrados. Por  otro lado tenemos nuestros fieles misiles “Breaker” para acabar los combates en un instante con una buena cantidad de misiles bien acertados en la nave enemiga. Además del “Stingray”, la más básica de nuestro arsenal pero muy útil para romper los escudos rápidamente.  Junto a estas hay muchas otras que podemos comprar, y usar incluso de a 2 a la vez.

Además de las armas principales disponemos de módulos especiales que otorgan habilidades pasivas que se recargan con el tiempo y que varían nuestro estilo de juego. Por ejemplo, si queremos ser una fuerza imparable podemos usar el módulo de tacleo, que hace que nuestra nave tome grandes velocidades en una fracción de segundo embistiendo la nave enemiga y ocasionando graves daños. Si lo combinamos con el módulo de ráfaga de misiles podemos terminar con el trabajo más rápido. Por el contrario, podemos tomar un enfoque más calculador y equiparnos con un modulo de escudo y atacar desde lejos con nuestro Sniper.

Recorrer el mundo subacuático de Aquanox es todo un placer gracias a la variedad de sus biomas, los cuales veremos que hacen un gran uso de luces y efectos de partículas, aunque por momentos nos sentimos atrapados y agobiados. Esto es debido a la decisión de limitar el juego a cuevas y ambientes cerrados, una decisión que si bien tiene sentido en el contexto de la historia, se siente como potencial perdido ya que sería interesante también ver la superficie del agua, aunque sea en la distancia y ver como el sol ilumina al mundo acuático.

Esto también trae a colación el hecho de que, aparte de los enemigos, no hay otras interacciones con NPC’s fuera de las repetitivas frases agresivas de los enemigos y las ocasionales conversaciones que se dan al momento de realizar las misiones. Hubiera sido interesante poblar el mundo con otros NPC’s que ofrecieran misiones secundarias fuera de las estaciones acuáticas o que directamente provean de información que enriquezca el mundo de Aquanox. Algo de lo que podemos estar seguros es que la gente de Digital Arrow supo hacer que las conversaciones entre los “Cryos” y la tripulación del Tupilak sean interesantes y generen un gran aporte a la historia.

Resumen

  • Movimiento calculado que le dan peso a los combates
  • Ambientación increíble
  • Que haya vuelto este clasicazo
  • Interaccion con NPCs poco explotada
  • Misiones repetitivas

Conclusión personal

Aquanox es un juego que no dura más de 10 horas pero que hace todo lo posible para dar siempre nuevas y mejores experiencias a medida que vas avanzando en la aventura. Esto lo logra ofreciendo escenarios con una excelente espectacularidad gráfica, misiones especiales que rompen la monotonía del juego, o simplemente con una historia interesante que te mantiene en la silla de principio a fin. Recomiendo este juego a los conocedores de la franquicia y a aquellos que quieran buscar un “space” sim distinto.

Datos extra

  • Desarrollador:Digital Arrow
  • Publisher: THQ Nordic
  • Plataformas: PC, PS4,Xbox One
  • Fecha de publicación: 16 de octubre de 2020
  • Análisis hecho en: PC