Review – Monster Boy and the Cursed Kingdom

Review – Monster Boy and the Cursed Kingdom

02/09/2019 0 Por Facundo Joel Petrolo Iriarte

«Una caricatura jugable»

 

 He de admitir que no tuve la oportunidad de jugar a ningun juego de la saga Wonderboy más allá del clásico de arcade. Será que de chico me crie más con la PC que con las consolas, que no embarcarme en estas aventuras con nombres convolutos (¿Monster  World? ¿Wonder Boy? ¿Wonder Boy V: Monster World III? ¡Ayyy mi cabeeezaaa!) por lo tanto, me pareció de lo más interesante el hecho de que en 2017, los franceses de LizardCube hicieron una remake de Wonder Boy III: The Dragon’s Trap, no solo dándole un lavado de cara gráfico, sino también adaptando ciertos elementos a los tiempos que corren y ofreciéndonos un juegazo que fue la sorpresa de ese año.

 Ahora en 2019, otros muchachos franceses llamados Game Atelier nos Traen Monster Boy And the Cursed Kingdom, una especie de secuela espiritual a The Dragon’s Trap sin ser una remake de ninguna de las entregas. Ahora la pregunta es…¿Se sostendrá por sí mismo como un juego más en la saga o termina transformándose en un fiasco? 

 Nuestro personaje, Jin, está pescando lo más tranquilo cuando de repente aparece su tío Nabu que, enloquecido por poder y utilizando una magia desconocida, convierte a todos los habitantes del Monster World en animales…¡Incluso a nosotros! Es así como empieza nuestra aventura para recuperar el mundo mediante la búsqueda de unos orbes legendarios utilizando la maldición a nuestro favor ya que podremos cambiar de formas.

 Con esto podremos convertirnos en animales con habilidades muy distintas entre cada uno. Con el cerdito, por ejemplo, no podremos usar armas pero tendremos a disposición una gran cantidad de herramientas y hechizos para utilizar como boomerangs, bolas de fuego o trueno para acabar de forma más eficiente con los enemigos, en cambio con el sapo tendremos acceso a espadas, escudos y la posibilidad de usar nuestra lengua para catapultarse a lugares que antes no podríamos acceder, entre otras formas dando un total de seis. Utilizar estas resulta un elemento vital para el juego y las partes más interesantes surgen cuando logramos combinar cada una de estas para resolver los distintos puzzles del juego, una labor que nos hace sentir como si dominamos la situación a la perfección.

 El mundo se encuentra diseñado de una manera magnífica y llama a la exploración de una forma tan natural que da gusto. Tal es así que pasaremos por algunos lugares clave que llaman la atención, sobre los cuales no podremos pasar si no tenemos las habilidades requeridas y el juego se las arregla para que nos volvamos a encontrar con ellos de distintas maneras, sea porque justo habilitamos una entrada secreta al mismo; descubrimos una manera alternativa de llegar o simplemente estabamos paseando por alli y nos dimos cuenta que efectivamente podemos destrabarlo. 

 Así como pasó con The Dragon’s Trap, Monster Boy esboza unos gráficos igual de bonitos pero esta vez con muchos más detalles y fondos mejorados que hacen que nos detengamos a cada paso a contemplar los lugares con la boca abierta. Esto se hace notar todavía más en la ciudad principal que se encuentra rebosante de vida y se acentúa aún más cuando nos encontramos con los NPCs que habitan Monster World, obviamente todos convertidos en animales, donde podremos apreciar todas las caras y movimientos que realizan al hablar lo cual nos permite definir al instante la personalidad de cada uno. 

 Y si sos un amante de la música en los videojuegos dejame decirte que vas a darte un manjar auditivo ya que incluye aportes de luminarias del mercado: Motoi Sakuraba (de la saga de los Tales of…), Michiru Yamane (Famosa por componer para la serie Castlevania), Yuzo Koshiro (Streets of Rage, Shenmue, YS), Keiki Kobayashi (Ace Combat) y Takeshi Yanagawa (Etrian Odyssey), le ponen su impronta a un soundtrack que tiene momentos de acción, relajacion extrema y exploración aventurera…tanto es así que tuve que parar la review una hora para poder rememorar los temas que me estuvieron acompañando y anduve tarareando por las casi 15 horas de juego.

 Si bien The Dragon’s Trap fue el que tomó la decisión de revivir la saga Wonder Boy, Monster Boy and the Cursed Kingdom se encarga de tomar la posta dejada por la gente de LizardBox para subir la vara y darnos mecánicas más complejas, más metroidvaniescas y ensalzado con un apartado gráfico llamativo y un soundtrack que seguro forma parte de la colección de muchos. 

Resumen

  • Escenarios bien diseñados.
  • Mecánica de cambiar formas mucho mas refinada en comparación al anterior.
  • Graficos Caricaturescos bien logrados
  • El mapa puede ser confuso al principio

Conclusión personal

Monster Boy and the Cursed Kingdom es una secuela espiritual de Wonderboy: The Dragon’s Trap que busca consagrarse como un nuevo juego de la saga Wonderboy y realmente lo logra con creces. Con gráficos que, personalmente, superan a su antecesor sumado a mecánicas interesantes y personajes graciosos y entrañables logra ser un juegazo que no podes dejar de tener.

Datos extra

  • Desarrollador: Game Atelier
  • Publisher: FDG Entertainment
  • Plataformas: Playstation 4, Xbox One, Nintendo Switch, PC
  • Fecha de publicación: 25 de Julio de 2019
  • Análisis hecho en: PC (Steam)