Invasión de “bugs”

Invasión de “bugs”

30/04/2013 Desactivado Por Momfus Arboleo

Uff…este mes casi no llego a escribir algo, tengo que acordarme que algunos meses no tienen 31 días; pero en fin, aquí estamos…¿Qué?¿No hay nadie? ¡¡¡PUES QUE SE JODAN!!! Escribiré esto sólo mientras tomo un buen mate con guaraná.

Este mes tuve varios temas en mente y estuvimos a punto de hacer otro podcast (si quieren escuchar la diarrea verbal que fue el primero, hagan clic AQUÍ) pero, debido a la extracción de una muela que tuve, se perdieron las ganas al final…así que lo dejaré para otra ocasión.

El mes ha sido movido en noticias en el mundo fichinero, pero este no es un portal de noticias (si me quieren tirar un dinerillo yo ni drama de transformarlo hasta en un portal de pornografía para perros…y no, no tengo dignidad), cosas como cambios en los CEOs de varias empresas como Square Enix (en verdad fue a fines de marzo pero bue…lo cuento para este mes) o Nintendo (en USA), también mayores explicaciones sobre el nuevo Dualshock de Playstation 4, etcétera…pero aún así, hay algo que se ha vuelto muy común y, lo peor de todo, tolerable hoy en día: la presencia de bugs (errores dentro del juego).

 

No hay que engañarnos, siempre existieron pero la condena que se le da al juego que los tiene ya no es tan severa por parte de los consumidores, hasta parece que lo disfrutan compartiendo por las redes sociales o comentándolo entre amigos. Hoy en día es común que compres un juego que te salió unos 70 dólares, llegues a tu casa, lo beses y acaricies (¿Qué?¿Solo yo hago eso?), lo pongas en tu consola y cuando quieres comenzar te diga “Hay una nueva actualización disponible” ¡¡¡Y EL MALDITO JUEGO SALIÓ NO HACE MÁS DE DOS SEMANAS!!! Pero en fin, como ingenuo que es uno creyendo que sólo serán unos pequeños detalles les damos aceptar y descubres que la reverenda c#$&!#@ actualización pesa mucho más de lo esperado y terminas aguantando unos 20 minutos si es que tu conexión de Internet no se cae. Lo peor de todo es que a veces lo que actualizan no es el arreglo de los llamados “bugs”, sino que te ponen funcionalidades que ni siquiera querías como la posibilidad de comprarles el p#$@ DLC que te da un sombrero nuevo.

Los desarrolladores se olvidaron hacer la otra parte de mi cuerpo...¡Pero aún puede serte de ayuda!

Los desarrolladores se olvidaron hacer la otra parte de mi cuerpo…¡Pero aún puede serte de ayuda!

Otra de las cosas: no pasa ni una semana a veces que no tocas el juego y quieres volver a jugarlo que ya hay una nueva actualización, parece que los que se dedicaban a testear el juego miraron para otro lado o que los mismos cabecillas no quisieron ni ojearlo. Es verdad que actualmente los juegos se han vuelto más grandes y complejos, además que hay que entender que ante todo es un negocio (no gente, los videojuegos no se hacen con una varita mágica y la gente involucrada no come tierra…aún) y hay fechas establecidas para los lanzamientos para poder cubrir una año fiscal, pero algunas veces se pasan…y mucho, tanto que el que compra el producto se parece más a un tester que el consumidor final del mismo.

Les presento una nueva especie: mitad animal, mitad árbol...¡Te llamaré Pony!

Les presento una nueva especie: mitad animal, mitad árbol…¡Te llamaré Pony!

Un caso particular que he tenido últimamente es con Assassin’s Creed 3, juego que gaste unos lindos y dolorosos 450 en diciembre para tenerlo en físico y que aún no termino (no es que sea difícil…pero soy de los que le sacan el jugo al juego y que tratan de ver la luz del sol cada tanto). Debido a mis estudios y a que trato de avanzar de alguna manera en los proyectos que estoy, cada tanto le puedo dedicar unas horas de vicio como se merece (y no…no me gusta sentarme y jugar solo 2 minutos y listo)…pero siempre que decido ponerme hay una jodida actualización de la consola y/o del juego que descargo inocentemente esperando que arreglen al menos uno de los tantos bugs que tiene. ¡Ojo!…el juego está genial pero tiene más errores para un juego de ese calibre que la ortografía de un pibe con desorden personalidad en su muro de Facebook.

¡¡¡MIERDA, MIERDA, MIERDA!!!

¡¡¡MIERDA, MIERDA, MIERDA!!!

En fin, si se les va los nervios y les vienen las ganas de arrojar su consola al piso, respiren profundo y hagan algo de yoga o saquen a pasear a su perro (si es que ya no es puro hueso porque se les olvido alimentarlo).

Uno de los tantos bugs que encontré en AC3 (Asassin’s Creed 3) no bien alcanzado unos 25 minutos del juego es que en una escena en la que hay una conversación entre el personaje que controla el jugador en ese momento con el capitán del barco que habla sin mover la boca pero haciendo los gestos ¡ACASO ES VENTRÍLOCUO!…ese error aún no lo solucionan y otro amigo que también tiene el juego en PS3 también le pasa. Otro bug que encontré es que tenía que conquistar un fuerte de los que hay en el mapa; por lo que yo, como buen asesino del credo, hago todo de manera que nadie me note pero cuando debía asesinar al capitán del fuerte no lo puedo encontrar por ningún lado a pesar que el mapa me señalaba que estaba al lado mio; perdí la paciencia y mate a todo soldado por haber dentro y cerca del fuerte pero nada…hasta que lo vi al c#”%!$#, la punta de su sombrero y una mano apenas visible saliendo de un árbol grueso ¡SÍ, EL P$#”% CAPITÁN ESTABA DENTRO DE UN MALDITO ÁRBOL!, hice muchas cosas para ver como solucionarlo y al final tuve que salir del juego y volver a ingresar….pero en fin, hay otros bugs en ese juego que hacen que el mismo baje su valor de calidad, ¡OJO! Sigue siendo un buen juego…pero los reverendos hijos de una madre de dudosa profesión en vez de centrarse en arreglarlos deciden sacar en menos de un año de lanzamiento de este juego la continuación; aunque bueno, ese tema lo dejo para otro artículo.

Hay un juego que algunos conocen, Catherine, que creo que solo tuvo una actualización (que yo recuerde%