La Sobreinformación Fichinera

La Sobreinformación Fichinera

30/03/2013 0 Por Momfus Arboleo

 Estamos en un momento muy especial pero a la vez raro, tenemos información por todos lados y podemos consumirla de muchas formas: televisión, Internet  radio, amigos, enemigos, el perro diabólico que habla, etcétera…estamos muy conectados, tanto que a veces puede asustar, ya que hoy en día cualquier persona puede empezar un rumor sobre algún tema en la otra punta del mundo y que muchos lo tomen como verdad sin ni siquiera buscar la fuente o ver si no hay alguna contradicción en lo que se dice.

Over Information

Ya saben de lo que hablo, no hay nada raro en eso hoy en día…las redes sociales y que cualquier persona pueda generar contenido en Internet es algo inimaginable hace más de 20 años (al menos no tan así…aunque según la película Volver Al Futuro tendríamos que tener autos voladores). Esto no afecta solo a la política o la religión, sino también a cualquier industria actual, incluso los videojuegos, tema central de este blog.

 Es bueno tener conocimientos de diversos temas, pero a veces la cantidad de datos que tratamos de filtrar es demasiada y termina abrumándonos si no elegimos que digerir, es como seguir llenando un mate con agua caliente sin esperar que se beba despacio y con tranquilidad, saboreando cada sorbo. Si aún no captan lo que digo o si lo suyo no son las metáforas, estoy hablando de algo que todos sufrimos hoy en día…la SOBREINFORMACIÓN.

 Creo que hablar de este tema ahora me parece oportuno, estamos justo en un cambio generacional de consolas y los rumores aparecen a la vuelta de la esquina. Todo comenzó con la WiiU (sé que algunos no lo consideran de la nueva generación, pero me da igual, es mi blog) que desde su anunciamiento, Sony y Microsoft, comenzaron a apurar el lanzamiento de sus nuevas consolas, tratando de que los consumidores opten por su producto y no el de la competencia…algo muy común que siempre ha existido, y no solo en la industria de los videojuegos. El problema de este “apuro” ha hecho que se informen cosas que aún no están seguras de cómo van a ser o de que su catalogo inicial no sea demasiado “deseable” (un error que ha cometido Nintendo con su nueva consola y con 3DS), por lo que confunden a sus clientes y al final muchos deciden no optar por tal y tal marca por cosas que “leyeron por ahí”.

 Es un momento único el que vivimos, no por un “cambio generacional” que traerá nuevas formas de jugar y/o mejores gráficos (eso siempre ha pasado), sino porque es la primera vez que estamos tan intercomunicados con las redes sociales que las empresas deben tener un ejército que controle la información que se escapa y tener cuidado de lo que se dice o no se dice. En la presentación de Sony hace más de un mes en el que hablaron sobre los planes que tenían para este año y que anunciaron oficialmente de que iban a lanzar la Playstation 4, no pasó un segundo en que dijera “Playstation” que la gente en las redes sociales comentaba que iban a presentar la consola o que tenía características inimaginables y bla bla…eso es común, la gente interpreta de distinta formas los datos que se dan, el problema es el efecto dominó que se generan de la “interpretación de la interpretación” de una persona que no tiene nada de experiencia en analizar la información que se escucha o se lee. Otro problema es que muchas veces esa mala información llega a “supuestos” profesionales en temas de videojuegos y que muchos le creen, y lo exponen en su página web o sitio de Youtube como la verdad pura.

 Recuerdo que cuando era más chico, la única forma de enterarte sobre “lo nuevo” era a través de una revista especializada, amigos o algún programa de televisión sobre tecnología o que se especializará en videojuegos (en mi caso, el extinto Nivel X)…todo eso sin contar que era más difícil debido a que los videojuegos no eran tan “aceptados” como hoy en día. Actualmente cualquier persona con acceso a Internet se cree experto y que su palabra es la ley, hay gente que crea contenido sin ni siquiera investigar o al menos “desarrollar” lo que quiere exponer…todos somos libres de opinar, pero otra cosa es creerse que uno se la sabe toda, crearse una mediocre página de Facebok para prostituirse por un “Me Gusta” y bloquear a cualquier persona que no está de acuerdo con su punto de vista (creo que todo lo anterior lo hacen para subirse el autoestima). No hay que tener miedo de opinar ni de expresarse, pero hay que ser humildes…a menos que seas Chuck Norris, ese tipo es groso y lo sabe.

Es rara la sensación que causa hoy en día el tema de que ya uno se sabe todo el videojuego que se quiere comprar sin haberlo jugado…antes tenías que probarlo por ti mismo o creer en lo que te decían tus amigos. No me malinterpreten, es bueno que podamos enterarnos de forma rápida si tal juego puede o no gustarnos (ya que sino podríamos tener otro caso de un juego E.T. que todos querríamos y fuera pura basura) pero hay que tratar de buscar los puntos que nos atraigan.

 Así que en fin…tengan cuidado con lo que leen o escuchan por ahí, verifiquen la fuente antes de desembolsar dinero pero tampoco miren todos los videos del gameplay desde el principio del juego hasta el final, ya que se perderán la experiencia que puede generarles. Nadie que gaste una oración en Facebook o Twitter tiene la “verdad de la milanesa” (como dicen en mi país). Saludos y Game Over.