Review – Nanotale: Typing Chronicles

Review – Nanotale: Typing Chronicles

30/03/2021 0 Por Francisco Sgherza


“Escribiendo nuestra historia, un hechizo a la vez”

Nanotale: Typing Chronicles es un viaje que mezcla un juego de aventura con tintes de RPG, y un giro de rosca con una mecánica bastante particular. Eso sí, aunque su gameplay es peculiar, no es el primero en su clase, e incluso el estudio Fishing Cactus ya cuenta con Epistory, un juego que exploró estás mecánicas, y del que Nanotale sería su sucesor espiritual. 

La premisa de Nanotale nos lleva a un mundo mágico en el que el corazón mismo de la magia ha sido corrompido y resta en las manos de Rosalind volver a restaurar el balance. Nuestra aventura comienza en la primera salida de Rosalind como archivera tras cumplir sus 18 años. La tarea de un archivero es explorar el mundo, observar, y aprender de lo que nos rodea, y por sobre todo documentar hasta lo último que nos cruzamos. Es básicamente como llenar una Pokedex mágica de plantas y animales. Mientras que al principio el juego es sencillo y solo nos deja recoger información pero a medida que avanzamos en la aventura vamos a aprender nuevos hechizos que podemos combinar para abrirnos paso. 

¿Pero dónde está el gran misterio de Nanotale Todos los hechizos que lancemos son ejecutados por comandos de teclado (a que no se la vieron venir), recordándonos a las viejas épocas de las aventuras narrativas. El juego nos permite desplazarnos libremente usando el teclado, aunque tiene un esquema un tanto extraño que por suerte podemos modificar. El cambio de juego viene cuando abrimos nuestro libro en el que podemos escribir los hechizos y darle forma al mundo. De esta manera vamos a poder interactuar con enemigos, aliados, y determinados puntos de interés a lo largo del juego.

Durante un breve tutorial aprendemos las interacciones mínimas que necesitamos para desenvolvernos por el mundo a la vez que se nos aconseja no ingresar en el bosque oscuro. Esto es porque la magia es muy poderosa y oscura ahí, y por supuesto en menos de 10 minutos vamos a terminar perdidos dentro del bosque oscuro para comenzar la aventura. 

Escribir en el teclado no se limita únicamente a los hechizos en el combate, sino también al diálogo con los NPC que vamos encontrando en el camino, y a ciertos hechizos que nos permiten alterar el entorno. Algunas plantas por ejemplo pueden crecer al usar un hechizo de agua en determinados lugares, mientras que en otros podemos incendiarlas con hechizos de fuego. Esto sobre todo nos sirve en las etapas iniciales del juego donde no disponemos de hechizos elementales para abrirnos camino por el mapa. 

Lo nuevo de Fishing Cactus es una aventura con tintes de RPG y eso implica también subir de nivel y lo hacemos precisamente llenando nuestro cuaderno. Cómo archiveros es nuestra tarea recorrer el mundo documentando cuanto veamos, y a medida que tenemos suficiente información de cada animal y planta se nos van a otorgar puntos para subir de nivel, además de información sobre el lore del mundo. Lo interesante es que para seleccionar qué mejora queremos para el nuevo nivel tenemos que tipear con el teclado su nombre, además viene acompañado de una mejora en los puntos de salud. 

Hasta ahora dije que el juego tenía una mecánica particular que es la escritura pero sin profundizar demasiado en este aspecto. Aunque al comienzo solo podemos estimular la salida de agua o fuego de algunas plantas, lo que tenemos que usar para abrirnos camino o escondernos, más adelante aprendemos a volver más complejos los hechizos al darles forma. ¿Cómo funciona? Cuando un enemigo aparece en pantalla y no se encuentra tras niebla o vegetación, vamos a ver una palabra sobre el oponente. En general estas son palabras con connotaciones negativas como Filth, Liar, o Enemy, y que al tipearlas le lanzan un pequeño ataque al enemigo.   

Al aprender nuevas formas para combinar los hechizos nos permite transformar ese pequeño ataque en un rayo grande o fino, pero orientado directamente a la criatura que queremos eliminar. Esto nos permite jugar combinando hechizos de diferentes formas en los que podemos alejar a un enemigo lejano con un rayo largo que se lleve puesto todo a su paso, o incinerarlos de la misma forma. Pero esto tiene un truco, primero que nada no vamos a disponer de hechizos que nos permitan incinerar a los enemigos desde el principio, por lo que además de ser rápidos hay que ser ingeniosos. 

Supongamos que queremos eliminar varios oponentes al mismo tiempo pero todavía no tenemos ningún hechizo ofensivo contundente. Entonces lo que podemos hacer es atraer o empujar al objetivo hacía una planta incendiaria y hacerla explotar para que así prenda fuego a los enemigos. Por otro lado si tenemos a mano bulbos de agua podemos hacer crecer las plantas de alrededor, atraerlos a esa zona e incendiarlos con dichas plantas.

Esto es un ejemplo pero al comienzo es de lo único que disponemos, hasta que empezamos a desbloquear nuevos hechizos y podemos jugar con sus combinaciones. La cosa es cómo obtenemos estos nuevos hechizos, ¿No? Es simple, el juego básicamente nos lleva por diferentes regiones, las cuales cuentan con razas características y diferentes particularidades, donde vamos a tener que buscar fragmentos de hechizos. A lo largo y ancho del mapa nos vamos a encontrar con misiones secundarias, puntos para analizar y así ganar experiencia, y fragmentos de la misión principal. 

Todo esto es bastante lineal pero para si queremos avanzar vamos a tener que desbloquear el camino para lo que en reiteradas ocasiones nos deberemos desviar y hacer algo de back tracking, resolver alguna que otra cuestión, y proseguir al siguiente fragmento del hechizo. Cuando el jugador encuentra estos fragmentos el juego lo somete a una arena en la que tiene que enfrentarse a hordas de enemigos que no dejan de venir, y es acá donde la creatividad del jugador y la velocidad para escribir se ponen a prueba. En líneas generales cuando vencemos cierta cantidad oleadas de enemigos se nos pide que sobrevivamos otra cierta cantidad de tiempo, si lo logramos el fragmento del hechizo estará en nuestras manos aumentando de esta forma nuestro repertorio de estrategias. Este formato de combate por arenas esta reservado también para los jefes de nivel con algunas variaciones bastante inteligentes que nos hacen, una vez más, aplicar la estrategia para salir victoriosos. 

Entre misiones el mapa esta poblado de enemigos que nos van a asechar desde las sombras o que sólo nos van a esperar en medio del camino, pero también nos vamos a topar con otros NPC con los que podemos hablar, y que cómo dije van a aportar información sobre el lore y la situación de la región, para lo que vamos a tener que tipear palabras clave. Al acercarnos a un NPC y tipear las palabras Hi, Hello, o Howdy, dependiendo de lo que aparezca se va a abrir un cuadro de dialogo y vamos a poder elegir que responderle o preguntando según las palabras destacadas que elijamos tipear. De esta forma el personaje destaca ciertas temáticas y nos da la ilusión de explorar una profunda charla. En este sentido tenemos que prestar atención para identificar si vamos a convertirnos en un emisor o receptor del mensaje, ya que lo que Rosalind diría no aparece en pantalla. 

En concreto tenemos que escribir todo lo que aparece sobre aliados, enemigos, plantas, ruinas, todo, si queremos interactuar. En este juego no hay teclado y mouse con el que seleccionar a los enemigos sino que la dirección de los hechizos se da escribiendo hacia el objeto que queremos orientar el spell, o el enemigo al que queremos dirigirlo. Es acá donde entra la parte de estrategia y liberar algunos caminos o vencer determinados obstáculos va a representar puzles en sí mismos que tenemos que sortear.

Para ir terminando Nanotale se muestra desde una vista casi isométrica y está compuesto por diferentes niveles de diseños y colores variados que pintan mundos agradables a la vista y repletos de detalles. Aunque por momentos Nanotale: Typing Chronicles se mantiene modesto en este aspecto tiene un gran detalle en todo el apartado y lo hace de forma muy cuidada con un apartado que parece casi dibujado. Incluso los colores del mundo logran representar muy bien la oscuridad que se cierne sobre la magia hasta que vencemos al jefe del nivel. En el segundo reino por ejemplo cada vez que casteamos agua sobre el veneno se puede ver como el agua se limpia dejando brevemente una zona más viva y diferente. Además los diferentes diseños de animales y plantas vienen en variopintos colores y formas que dotan al mundo de vida.

Nanotale: Typing Chronicles estuvo en Steam como Early Access desde octubre del 2019 y lo abandona el día  31 de Marzo de 2021. El juego de Fishing Cactus se puede conseguir en Steam por $180 Argentinos.  

Resumen

Lo positivo
  • Gameplay diferente 
  •  

     Evoca las aventuras basadas en texto

Lo negativo
  • No es para todo el mundo

Conclusión personal

Nanotale: Typing Chronicles es un juego diferente, una apuesta bienvenida en un género que nos avoca aquellas aventuras narrativas de antaño basadas en texto donde para realizar una levantar una espada, mirar una cascada, o explorar un pasillo teníamos que ingresar por teclado los comandos necesarios. Aunque no es el único juego que nos obliga a desplazarnos y escribir para realizar las acciones ciertamente es más que bienvenido. En lo personal me entró algo de satisfacción al darle forma a diferentes hechizos y jugar para ver de que forma creativa podía hacer explotar a todos los enemigos, o como podía remover algún objetivo del camino para volverme la vida un poco más sencilla.

Datos extra

  • Desarrollador: Fishing Cactus
  • Publisher: Fishing Cactus
  • Plataformas: PC
  • Fecha de publicación: 31 de Marzo de 2021
  • Análisis hecho en: PC