Review – Resident Evil 3 Remake

Review – Resident Evil 3 Remake

14/05/2020 1 Por Francisco Sgherza

«Nemesis siempre tuvo nariz»

 

 La saga de terror de Capcom es sin duda algunas una de las más influyentes en la historia de los videojuegos, y la que terminó de darle forma al género de los Survival Horror. Esta saga gozó de gran popularidad en los 90 y, aunque mutó en un B.O.W (Bio Organic Weapon) un tanto extraño en los últimos años, volvió a la gloria de sus mejores épocas. 

 Resident Evil 3 Remake sigue el tratamiento de Capcom de “remakear” juegos que inició con Resident Evil 2 Remake tan solo 2 años atrás. La empresa nipona consiguió volver a la vida a una franquicia que ya era un zombi en sí misma re imaginando su título más exitoso. La remake de la segunda entrega salió apenas a principio de 2019, y a comienzos de 2020 tuvimos ya su secuela entre nosotros. 

 Resident Evil 3 salió apenas un año después del gran éxito de Capcom del ’98, pero no siguió la aventura de Claire y León. Biohazard 3: Last Escape como se lo conoció en Japón nos puso una vez más en los pies de Jill para escapar de una vez por todas del infierno de Umbrella Corporation

 Es imposible hablar de Resident Evil 3 Remake y no hablar del juego original. El juego fue aclamado por muchos pero a la vez criticado por parecer una expansión del juego original por reciclar escenarios y personajes. Aunque para ser honestos, lo único que se reciclaba era la estación de policía. Eso sí, el juego fue significativamente más corto que la secuela del título original ya que solo contó con una campaña. 

 Pero pasaron los años y Resident Evil 3 Remake ya está entre nosotros, lo jugamos, lo decantamos, lo volvimos a jugar, y ahora les acercamos lo que nos pareció y lo que necesitan saber. Ni bien salió el juego el pasado 3 de abril, la crítica inicial fue prácticamente la misma que la del título original: RE 3 es muy corto, y podría ser meramente una expansión de RE 2; pero a diferencia de este último la nueva remake de Capcom mantiene muy poco del título original. 

 Respetando el espíritu del juego que dio las bases, el nuevo Resident Evil 3 está mucho más orientado a la acción que su predecesor. A pesar de las críticas, RE 3 ofrece una campaña interesante, entretenida, y que no nos deja descansar dos segundos. Al igual que el Tyrant Mr X en Resident Evil 2, la tercera entrega nos acechó durante todo el juego con Nemesis. De hecho la versión americana del juego original se llamó Resident Evil 3: Nemesis, por la B.O.W que nos haría la vida imposible a lo largo del juego. 

 La nueva aventura nos coloca un par de semanas después del juego original, hablando concretamente de Resident Evil 1 de los ’90. Jill Valentine, una de las supervivientes de los incidentes de las montañas Arklay a las afueras de Racoon City, se ve luchando una vez más contra hordas de no muertos y las armas de la ambiciosa corporación Umbrella. Al igual que en el título original, el juego comienza cuando Jill escapa de su apartamento en llamas, aunque toda esta secuencia es significativamente diferente. Para empezar podemos explorar el departamento de Jill y recuperar algunos documentos, que son bastante fáciles de pasar por alto, y lo que viene a continuación es pura sorpresa. Lo que sí es importante saber es que el juego corta prácticamente todo el viaje de Jill hasta el tranvía, que ahora es un subte. Y si bien hay muchos elementos traídos del título original, en mayor medida se encuentran en otro lugar, o son guiños. 

 A partir de ahora mucho de lo que vimos en Resident Evil 3 de 1998 queda casi anecdótico. Resident Evil 2 Remake tomó un rumbo diferente respecto al original pero conservó casi todo, aunque al igual que en esta tercer entrega el comienzo del juego se cortó significativamente. Muchos de los escenarios principales se eliminaron o fueron reemplazados y aunque obviamente no vamos a realizar ningún tipo de spoiler, lo que viene a continuación difiere bastante respecto al juego original. Algunas de las locaciones no es que no están presentes, sino que lo hacen de otra forma; aunque se elimina su exploración, pero por otro lado se agregan nuevas áreas a explorar de viejas locaciones. 

 Si bien es verdad que desaprovecharon recrear locaciones y enemigos re-hechas para esta versión, el cambio da lugar a la sorpresa, y algunas cosas como la torre del reloj están, pero no de la forma que los fans quisieran. Al igual que ocurre con Resident Evil 2 remake, el retelling le da mucha más profundidad y sentido a la historia, en concreto al trasfondo del proyecto Nemesis, la investigación de la vacuna, y la tarea de los mercenarios de la UBCS

 Como en la entrega original el título está mucho más orientado a la acción, aunque no es algo tan excesivo como el Resident Evil 6. Eso sí, los efectos especiales excesivos vuelven y mientras Jill tiene un rol para salir de apuros acompañado de una cámara lenta cual Metal Gear Solid V, Carlos tiene una habilidad de golpe de puño que recuerda un poco a las entregas menos felices de la saga. 

 Dejando pasar estos pequeños detalles, no hay mayores inconvenientes y el juego goza de su buena cuota de survival. En línea con esto las secuencias de persecución y combate contra Nemesis son mucho más espectaculares y nuestro acosador personal es mucho más intenso. Y al igual que en el título original se puede derrotar temporalmente a la criatura, aunque en la remake algunas partes de armas se van a conseguir a través de sencillos puzles y no en combates con la misma. 

 Nemesis es uno de los cambios más profundos que tiene el juego y es donde más sorprenden al jugador, aunque  puede resultar decepcionante para aquellos que querían una reconstrucción completamente del juego. Y es en Nemesis que creo que el juego se siente un tanto más corto de lo que es. En concreto la historia la completamos en unas 5 horas y media computadas en dificultad normal, pero siendo aproximadamente 9 horas y algo de juego real. El acoso constante de Nemesis hace que el juego se sienta «rusheado» en todo momento, porque el tiempo del mismo es rápido. Si nos sentamos a jugar con tiempo probablemente lo terminemos en dos sentadas, pero se siente que pasó mucho menos tiempo ya que ó escapamos o morimos intentando pelear. De todas formas podemos intentar luchar contra la criatura por algunas recompensas pero a riesgo de perder munición preciada y vida , y este Nemesis es un tipo bastante duro. 

 Lo que si fue una pena es que no aprovecharon algunos de los aciertos de Capcom en Resident Evil 2, como las tablas para las ventanas. Hay un par de secciones particulares del juego que se podrían haber nutrido de estas alternativas y diseminar las tablas por el juego, algo que hubiera añadido cierto valor estratégico.

 Se puede decir que es un poco un dulce amargo, y algo un tanto chocante ya que hubiera sido interesante ver cómo iban a encarar escenarios como la fábrica muerta y otras locaciones emblemáticas. Pero el reemplazo para todo esto no decepciona, a pesar de su corta duración. Otro de los faltantes más notorios es el modo Mercenarios, algo que resulta bastante extraño teniendo en cuenta que no solo The Fourth Survivor estaba presente en la remake de Resident Evil 2 sino que fueron añadidas nuevas campañas bajo el paquete Ghost Survivor. Dicho esto no sería extraño que en el futuro recibamos un paquete descargable con el modo desaparecido del juego.

 Pero en su lugar Resident Evil 3 Remake trajo el modo online 1 versus 5 llamado Project Resistance que nos pone en el papel de uno de un grupo de 4 sobrevivientes, o de Master Mind, un genio malvado con la tarea de eliminar a este grupo antes de que puedan escapar de las instalaciones y así obtener información de combate de las B.O.W que tenemos a disposición. Con el correr de la partida vamos desbloqueando puntos que nos permiten mejorar y desbloquear más personajes. Incluso se fueron añadiendo nuevos personajes como Jill Valentine a este competitivo/cooperativo en línea. 

 El modo mencionado, es ampliamente complejo y nos invita a ir desbloqueando una serie de mejoras para profundizar la experiencia de juego; pero desgraciadamente no lo pudimos jugar demasiado. Cabe aclarar que se puede deber a una cuestión de internet por la situación del COVID-19, pero la mayoría de las veces al juego le costó encontrar partida, y no por falta de personas.

 Para ir cerrando, Resident Evil 3 nos lleva en un viaje al recuerdo de una forma extraña. Vemos lugares y recordamos los que no están pero al ver más allá nos encontramos un retelling interesante con zonas nuevas, y a pesar de su corta duración el juego se disfruta mucho. Se trata de un juego desafiante por momentos y con peleas interesantes y muy estresantes que únicamente peca de la escasez de puzles, menos que en el original, pero que compensa con una historia mejor contada y ordenada. Si bien su corta duración y su precio pueden alejar a muchos, es un juego que se disfruta de principio a final y nos deja con ganas de mucho más. 

 Resident Evil 3 Remake, que salió el 3 de abril pasado se puede conseguir en PlayStation 4, Xbox One  y One X, y en PC a través de Steam.

Resumen

  • Historia mejor desarrollada
  • Trasfondo del proyecto Nemesis
  • El empeño con que nos persigue la criatura
  • Corta duración
  • Lag en Proyect Resistance

Conclusión personal

 Personalmente, a pesar de la escasa duración de esta entrega y que mucho del contenido del original no llegó a la remake, es un juego que me gustó mucho y que como mencioné antes se puede disfrutar en todo su recorrido. Y aunque varios jugadores van a extrañar las locaciones clásicas, las nuevas dan más cohesión a la historia y están hermosamente diseñadas. Por último es una pena que Proyect Resistance tenga tantos inconvenientes para encontrar partida, y que estas no sean estables, porque las veces que pude jugar son partidas muy divertidas y con mucha re jugabilidad.

Datos extra

  • Desarrollador: Capcom
  • Publisher:Capcom
  • Plataformas: Xbox One, PS4, PC
  • Fecha de publicación: 3 de abril de 2020
  • Análisis hecho en:PC