The Wrath of the Druids Review – Assassin’s Creed Valhalla

The Wrath of the Druids Review – Assassin’s Creed Valhalla

12/05/2021 0 Por Francisco Sgherza


“Nada es verdad, todo está permitido pero en Irlandés

 

En noviembre pasado tuve la oportunidad de jugar Assassin ‘s Creed Valhalla antes de su salida y entregarles mi reseña para Gamer con Mate. Casi medio año después tengo la posibilidad de contarles sobre su primera expansión, “La ira de los Druidas” y todo lo que trae. Para recapitular, Assassin ‘s Creed Valhalla nos pone en la piel de Eivor Wolf-kissed y nos lleva a través de una aventura por Inglaterra para sellar alianzas con otros clanes Vikingos y establecernos cómo un clan. 

Al igual que las expansiones de los últimos Assassin ‘s Creed, Wrath of the Druids tiene una duración considerable aunque significativamente menor que el título original rondando unas 20 horas totales, si contamos las misiones secundarias. Además la nueva expansión nos lleva a conocer un nuevo mapa, que cómo dije se trata de los verdes y coloridos paisajes de Irlanda.

Esta nueva aventura se integra directamente en la historia cómo un arco aparte y nos lleva,  en la piel de Eivor, a ayudar a un rey Irlandés. El arco se puede activar en cualquier momento luego de completar uno de los dos arcos de England, y aunque no hay un nivel de poder requerido para iniciarla les recomiendo al menos estar en nivel 55. Además si tenemos un nivel mucho más elevado, no se preocupen porque el juego va a nivelar automáticamente el mundo para que se ajuste al jugador. 

El arco de la Ira de los Druidas comienza en los muelles de Ravensthorpe donde nos encontramos una joven mercader llamada Azar, encargada de la economía de Dublín. Azar está en un predicamento ya que sus bienes se vieron bloqueados río arriba, y cómo no podía ser de otra forma somos los encargados de solucionar el problema. Además cuando son presentados, Azar nos informa que tiene una carta para Eivor del Rey de Dublín (para quienes no leyeron la review de Valhalla mi Eivor es una mujer Vikinga).

Tras incendiar algunas cosas y cercenar algunos miembros, nada demasiado difícil, Eivor regresa a Ravensthorpe y se nos entrega la carta que Azar había extraviado. Todo esto nos mantiene durante un tiempo el misterio del rey de Dublín mientras nosotros nos divertimos recordando todos los movimientos de nuestra Vikingo favorita. 

Cuando regresamos descubrimos que el misterioso Rey era nuestro primo Barid que años atrás migró de Noruega a las costas Irlandesas, y que aunque necesita nuestra ayuda parece que le está yendo bastante bien. A partir de este momento podemos viajar a Irlanda para empezar las misiones que le dan comienzo al arco de la expansión. 

En principio el juego sigue la misma línea que en Valhalla ya que tenemos que afianzar alianzas y ganarnos el favor de los reyes católicos de los pueblos de Irlanda. Pero acá la cosa empieza a cambiar un poco, y aunque vamos a tener tareas que cumplir para aumentar la reputación en la región algo pasa que nos embarca en otro camino. 

Barid necesita seguir ganando la confianza del Alto Rey de Irlanda, Flann Sinna, para así aumentar la fuerza de su alianza, y de esta forma poder mantenerse en una posición sólida en la región. Tras una serie de misiones exitosas guiadas por el hacha de Eivor, el jugador se embarca en una misión para tomar un castillo en nombre de Flann. Pero la mañana siguiente no es tan festiva ya que el ejército del Rey fue envenenado, y el perpetrador acusó directamente a Barid de pagar el atentado. 

Recién ahora y tras varias horas de iniciada la campaña el juego da un vuelco y se enfoca en el arco de “La Ira de los Druidas”. Ciara, bardo y poeta del Rey y además Druida, conoce a una joven sanadora que vive en el bosque y parte en su búsqueda, llevándonos cómo guardaespaldas. Es entonces cuando, adivinen, encontramos un nuevo culto oscuro que tras bambalinas está manejando nefastos hilos, y a este culto se lo conoce cómo “Los Hijos de Danu”. 

Este culto pertenece a Druidas oscuros que se radicalizaron con la llegada de los cristianos, y que no van a descansar hasta eliminarlos a todos. El objetivo del arco argumental es buscar las pistas para miembros del culto y darles caza, ya que cada uno cuenta con una pieza de la solución al problema del veneno. 

A diferencia de la enorme orden del arco principal, Los Hijos de Danu son tan sólo diez pero la historia se desarrolla de forma similar a lo que venimos viendo. El jugador va a encontrar pistas sobre cada miembro del culto, y al ir cazando a los integrantes se van a revelar los personajes más poderosos hasta dar con el líder del culto. 

Además de unir los pueblos de Irlanda, dar caza al culto, encontrar la cura, y limpiar el nombre de Barid, Eivor tiene otras tareas que puede desarrollar en las tierras de Irlanda. Por un lado, ya mencionamos los favores del Rey, los cuales consisten en misiones que son asignadas desde pajareras, y que al cumplirlas nos recompensan con materiales. Por otro lado, Irlanda está llena de puestos de intercambio que podemos mejorar y que al hacerlo nos van a dar nuevos objetos de tierras lejanas para intercambiar. 

Para ir finalizando quiero dedicarle unas palabras al apartado técnico y al arte del juego, que una vez más vuelve a sorprender con coloridos paisajes que parecen salidos de cuentos. Si bien a nivel estético sus gráficos son preciosos y cuentan con un sin fin de colores, en el aspecto técnico me encontré un inconveniente. 

La expansión se reseñó en una PC con un Intel Core I7 de novena generación 32 Gb de Ram, y una GeForce 1080Ti de 11Gb de VRam. Teniendo esto en cuenta, y en un momento completamente aleatorio del juego empecé a experimentar flashes en blanco durante las cinemáticas. Incluidas las charlas in game con los personajes. 

Tras reiniciar las configuraciones a default el problema se solucionó. Además se realizó una prueba con otros juegos para descartar posibles problemas de la placa de video, y no del juego. Dicho esto, tras volver a default las configuraciones los problemas se solucionaron

The Wrath of the Druids, se pone a la venta el 13 de Mayo de 2021 y se puede conseguir por Ar$2500 en Uplay cómo parte de su Season Pass, el paquete contiene una misión exclusiva y el futuro acceso a la segunda expansión “El Asedio de París”. 

Resumen

Lo positivo
  • Apartado gráfico
  • Más de Eivor
  • Nuevos enemigos
  • Escenarios de Irlanda
Lo negativo
  • Glitch gráfico en las cinemáticas que parece haberse solucionado

Conclusión personal

The Wrath of the Druids  agrega al rededor de 20 horas de juego a una historia que ya es bastante extensa dando al jugador mucho más contenido para entretenerse. En este aspecto no hay muchas vueltas más que darle al asunto, sí Valhalla les gustó, La Ira de los Druidas trae más de lo mismo con algunos contenidos nuevos para darle más sabor. Personalmente, sí bien no soy tan fanático del rumbo RPG y tan mundo abierto que tomaron los Assassin’s Creed, Valhalla y la Ira de los Druidas saben mantenerse interesantes sin que se me haga pesado perderme en el inmenso mundo que ofrecen, aunque en el caso particular de la expansión se trata de un mapa bastante más reducido que en el juego base. Definitivamente vale la pena chequearlo si son fanáticos de la franquicia o de la primera aventura de Eivor.

Datos extra

  • Desarrollador: Ubisoft Montreal
  • Publisher: Ubisoft
  • Plataformas: PlayStation 4y 5/ Xbox One y Series/ Google Stadia/PC (Uplay)
  • Fecha de publicación: 13 de Mayo de 2021
  • Análisis hecho en: PC
  • Análisis publicado: 12 de Mayo de 2021