Review – Ruiner

"HELLO DARKNESS"

 Desde el surgimiento del genial Hotline Miami, hubo varias compañías que se tiraron a la pileta con la movida de los twin-stick shooter frenéticos donde la muerte y el reintento es un elemento constante y una cuestión de meros segundos, pero lo cierto es que muy pocos logran destacar porque carecen de una personalidad propia. Conecten su interfaz al puerto que llevan en el cuello y veamos juntos si Ruiner logra romper con esta maldición.

 De entrada arrancamos sin contexto alguno: somos un tipo con una máscara/pantalla aparentemente con mucha sed de sangre y una voz en nuestra cabeza, un hacker, nos dice que tenemos que matar al Jefe de “Heaven”, el alto mando de la ciudad de Rengkok pero mientras nos abrimos paso entre las defensas del lugar y le abrimos varios agujeros a los agentes de seguridad, nos preguntamos si todo esto esta bien, si realmente debemos estar haciendo esto.

Gameplay de Neon Chrome

 A las puertas de la oficina del Jefe, otra voz nos dice que no hagamos caso, que nos detengamos cuando de repente una descarga nos invade y caemos inconscientes despertando en los suburbios de Rengkok. A Partir de acá, se desarrolla una historia de venganza contra los que nos hicieron esto mientras buscamos respuestas acerca de nuestros orígenes. Si bien una historia no es algo que busquemos específicamente en este tipo de juegos, nos mantiene enganchados lo suficiente como para que llevemos adelante nuestra aventura.

Gameplay de Neon Chrome

 Pero no podemos llevar una venganza si no es impartiendo dosis de acción y violencia y en Ruiner la tendremos a montones. Nuestro personaje posee habilidades sobrehumanas gracias en gran parte a los implantes tecnológicos que tenemos y que podemos seleccionar a nuestro gusto desde un árbol de habilidades adaptándose a nuestro estilo de juego y pudiendo ser unos super ninjas, moviéndonos de acá para allá con el Dash, tirando bombas que explotan a nuestro alrededor para luego acercarnos y repartir katanazos o desplegar una barricada portatil y empezar a romper todo a nuestro paso.

Gameplay de Neon Chrome

 A su vez, en cada nivel hay desperdigadas una cantidad bestial de armas que jamás aburren: desde un arma que tira un rayo calórico, un lanzagranadas que esparce esquirlas y pedazos de personas por todos lados, rifles que forman arcos voltaicos entre los enemigos, katanas de alta frecuencia, palos llameantes, entre muchísimas otras “amigas” de destrucción masiva. Lo mejor de esto es que una vez se descarga nuestra arma la descartamos, con lo cual el juego mismo nos llevara a estar cambiando de armas de forma constante.

Gameplay de Neon Chrome

 La vedette de Ruiner es sin duda alguna la personalidad que exuda a través de sus poros, tanto en el apartado de la ambientación como en el musical. Las calles de los suburbios parecen un circo de personajes, las mujeres robot que profesan placer ataviadas en un curioso traje de sadomasoquista, ex militares que ofrecen misiones, ejecutivos con implantes robóticos en los ojos que están en constante búsqueda de información jugosa para explotar y entre medio de esto, nosotros; que podes podemos pasar tranquilamente por uno de ellos mientras unas pocas naves sobrevuelan el lugar, iluminando con una luz blanquísima el paisaje de calles color bordó mientras suenan unas notas melancólicas que nos hacen recordar al maravilloso Vangelis, de la OST de BladeRunner. Ruiner logra captar a la perfección la estética cyberpunk y le da un toque muy propio que se nota que fue trabajado con mucho cariño y dedicación.

Gameplay de Neon Chrome

 Pero como todo, no todo lo que brilla en un mundo cyberpunk es oro cromado de una prótesis robótica y es que el juego peca de ser corto, unas 5 horas si uno se dedica a jugarlo en una sentada que le deja a uno sabor a poco y con ganas de más; aunque bien podemos extendernos otras horitas si queremos hacer las misiones secundarias, lo cierto es que estas consisten en buscar objetos. Realmente se siente como potencial perdido el hecho de que tengas un centro de operaciones de un tamaño bastante grande al cual regresar: La zona sur de Rengkok, un lugar lleno de personalidades y locaciones interesantes para descubrir y encontrarte con que solo tenes un par de misiones extra para hacer, pero solo podes hablar con número muy limitado de personajes, si bien se entiende perfectamente que la naturaleza del juego es matar y matar, estas secciones en las que volves a esta pintoresca parte de la ciudad me dieron una sensación de mundo abierto que pudo haberse aprovechado de otra manera.

Gameplay de Neon Chrome

Resumen

  • + Ambientación Cyberpunk única.
  • + Gran árbol de habilidades para estilos de juego variado.
  • + Acción frenética y controles intuitivos.
  • - La ciudad a veces se siente viva, pero impera mucho una sensación de estar solo.
  • - Algunos upgrades no se sienten como tal, no nos da una sensación real de progresión.
  • - Nuestra base de operaciones podría tener un poco mas de interacción.
  • - La historia puede explicarse de una forma mas efectiva.

Conclusión Personal

 Salvo un detalle referido a la duración del juego, Ruiner logra trepar entre las pilas y pilas de juegos de su mismo genero y llegar a la cima de la montaña junto con otras joyas que no podes dejar de perderte si sos fanático de las peleas rápidas, llenas de frenetismo y violencia completamente necesaria.

  • Desarrollador: Reikon Games
  • Publisher: Devolver Digital
  • Plataformas: PC, PlayStation 4, Xbox One
  • Origen: Varsovia,Polonia
  • Fecha de publicación: 26 de Septiembre del 2017
  • Análisis hecho en: PC - Steam (Windows 10)

About the Author

Facundo Joel Petrolo Iriarte
Petro