Review – My Tower, My Home

"..tres géneros en un solo.."

 

 El estudio Shoor Games (La Plata, Buenos Aires - Argentina) trae una mezcla bastante poco común con “My Tower, My Home”: un shooter plataformero con tower defense.  Debemos resistir con nuestro héroe anónimo (jorobado y con doble articulación en los hombros) oleada tras oleada de enemigos robots incluyendo escorpiones metálicos con armas en sus colas y ver hasta donde podemos durar; mientras cuidamos “nuestro hogar” colocando diferentes defensas y mejorando habilidades.

 ¿Quiénes somos?¿Quién es el enemigo?¿Qué sucedió en el mundo? Si es nuestro hogar ¿Dónde está el baño? ¿Por qué nos atacan? Ninguna de esas preguntas ninguna se responde, excepto más o menos la última: el objetivo que tenemos es defender “el núcleo” (the core) que está en la parte superior de la torre y no morir, si no cumplimos con ninguna de estas dos, se nos muestra una breve animación de cómo todo lo que defendimos explota (aunque desaparecemos de la nada, ninguna animación de muerte)

Gameplay de My Tower, My Home

 Al comenzar el juego se nos muestra un menú muy simple, sin opciones más que cargar la partida, empezar una nueva o cambiar a modo ventana o pantalla completa (aunque no se muestra una tilde o algo que señale si está activado o no, es un detalle estúpido pero tampoco difícil de implementar). Al empezar a jugar vemos una de las principales fallas: vemos muchas opciones y nada que nos explique gradualmente las cosas, una vez acostumbrados a eso (ver los “perks”, las habilidades, que cosas podemos comprar para proteger y toquetear botones) se nos dan unos segundos escasos para preparar las defensas y empezar a disparar todo lo que se acerque tanto de los costados como por los aires.

 Los enemigos en las primeras oleadas son sencillos pero cada tanto aumenta demasiado la dificultad de un momento a otro, tenemos que subir y bajar lentamente (podemos mejorar luego nuestra velocidad pero ya desde el principio resulta muy molesto) para proteger el núcleo mientras recibimos disparos por todos lados. Hay un ascensor en el medio que se mueve muy despacio pero que también podemos colocar defensas en esos sitios.

 Cada tanto caen cajas que además de oro nos cambia el arma (ametralladora, pistola, escopeta, rpg o un rifle) aunque en ningún momento nos señala “por cual”, así que podemos arrepentirnos ya que después hasta encontrar otra caja no podremos cambiarla (excepto si deshabilitamos un “perk” al subir al nivel 30 recién). Algunos enemigos al destruirlos también dejan caer monedas de oro, pero no hay que preocuparse ya que al terminar la partida (a pesar que sale de repente la ventana que nos tapa casi toda la pantalla) podremos movernos y recogerlos sin problemas. Otra de las cosas que dejan caer aleatoriamente al destruir enemigos son unos circulos violetas (por alguna razón de ese color y negros, no resaltan mucho a la vista) que desaparecen al tiempo; algunos nos curan, otros son para reparar el núcleo o nos dan más granadas para arrojar...si es que puedes, ya que usar la granada no es nada intuitivo, nunca pude lanzarlo más de dos metros del jugador.

Gameplay de My Tower, My Home

 Después de cada ola se nos muestra el oro y puntaje obtenido (multiplicado por el nivel de dificultad, combos de enemigos destruido realizados y cantidad de vida que quedó el núcleo) un menú donde podremos mejorar nuestras habilidades como más daño provocado, agilidad, altura de nuestro salto, etcétera; además de poder seleccionar una mejora adicional o “perk” a cambio de puntos de habilidad (uno por cada nivel que subimos con la experiencia obtenida por haber destruido enemigos); estos se dividen en tres pequeños árboles: Economía (orientado a ganar más oro para gastar), Héroe (cosas para curarte más rápido, provocar más daño o ganar aún más experiencia) y Torre (mejorar las defensas, torretas, defensas del núcleo, etcétera). Algunos perks pueden mejorarse más de una vez para aumentar su efectividad y cada árbol está dividido en cinco filas: la primera podemos usarla desde el principio, la segunda a partir de tener nivel diez, la tercera nivel veinte y así.

 Otra de las cosas que podemos hacer antes de empezar la siguiente oleada es comprar nuestras defensas: desde torretas que disparan municiones comunes a las que disparan fuego, retrasan al enemigo con hielo, como también antiaéreos o un droide volador que nos acompaña cerca para disparar a todo lo que se nos acerque. También podremos comprar minas explosivas para que hagan daño a los enemigos que pasen por encima pero tener cuidado que mientras más usemos y compremos, más caros se hacen (al irse destruyendo, baja el precio). Por último cabe señalar los “muros defensivos” que te sirven, además de protegerte de los disparos, para caminar encima y colocar torretas en otros lugares; lo único malo es que además bloquean también los disparos de uno y también pueden ser destruidos (sea por el jugador o el enemigo)...lo que sí, para colocarlos es como jugar Twister con los dedos: mantenemos el click derecho para mostrar el inventario, seleccionamos manteniendo el click izquierdo y luego para girarlo usamos la rueda del mouse.

Gameplay de My Tower, My Home

 Un añadido bien agregado es jugar de forma cooperativa, simplemente tenemos que tener un control conectado y en cualquier momento el segundo jugador presionando “start” se une para ayudarnos a disparar (aunque primero hay que meterse en el menú, seleccionar “controles” y cambiar quien usa el joystick o el teclado porque por alguna razón por defecto ambos dispositivos manejan al héroe). El segundo jugador maneja un droide volador con la habilidad de disparar proyectiles que rebotan, usar un escudo para reflejar los disparos, quitarse puntos de salud para dárselo al otro jugador (como teletransportarse en su ubicación) y, con una mejora, colocar minas explosivas (cada habilidad tiene un leve tiempo de espera para volverse a usar). Si el segundo jugador muere, el otro puede seguir jugando solo hasta que termine la oleada y pueda pagar el arreglo.

 El droide volador puede mejorarse también luego de cada oleada (ambos jugadores comparten el oro, aunque el primer jugador es el único que puede acumularlo): puede usarse para arreglarlo (mientras más dañado esté, más caro cuesta), aumentar la velocidad de disparo, el escudo, la resistencia,  cantidad de minas explosivas que puede usar, cambiar de color e incluso comprar una plataforma encima que sirva para transportar al otro jugador y colocar torretas. También dentro de manera muy poco intuitiva de saberlo, dentro del árbol de habilidades del primer jugador, podemos seleccionar libremente y cambiar en cualquier momento luego de cada oleada, una de las tres habilidades pasivas que permiten ganar más puntos, más oro o más experiencia.

 Este modo de a dos jugadores lo hace mucho más divertido el juego y variado, aunque aumente la dificultad de los enemigos, se vuelve más fácil que jugando solo...principalmente por los jefes que aparecen cada cierta cantidad de oleadas y pudimos ver de tres tipos: el helicóptero que ataca directamente al núcleo, el tanque que permite que protege al resto de los enemigos para que avancen más rápido y el “overloard” que es un ojo gigante con pedazos de metal orbitando alrededor que, además de ser muy resistente, si llega a concentrar sus lasers sobre uno puede destruirte de un solo golpe.

Gameplay de My Tower, My Home

 La variedad de enemigos es reducida (7 tipos con alguna que otra variante como que tienen algunos un escudo delante) y siempre es en la misma torre, no hay otra para seleccionar que genere diferentes desafíos. Está todo muy poco balanceado y la dificultad crece demasiado pronto aún en la más sencilla (en la que tenemos más oro para gastar al principio y los enemigos son menos resistentes), en modo normal aún en cooperativo no pude pasar de la oleada número 15 y en fácil llegué a la oleada 25….el problema es que luego de esa se vuelve todo muy repetitivo, y si uno pierde vuelve todo desde el principio (literalmente, se reinicia el juego y por alguna razón, por más que lo tengas en modo pantalla completa, aparece en modo ventana). No sucede como en otros juegos que al tener que empezar todo de nuevo, uno al menos va desbloqueando algún tipo de contenido que lo motive además de “llegar más lejos y tener más puntos que la última partida”; podrían haber sido tipos de armas, habilidades especiales, escenarios, personajes o lo que sea.

 Terminando el apartado de jugabilidad vamos a la gráfica y sus diferentes estilos que conviven al mismo tiempo...desgraciadamente. Tenemos un diseño de ventanas y demás parte de la GUI y HUD plano con colores chillones y con algo de transparencia, luego tenemos las explosiones y algunos efectos visuales a lo “cartoon”; todo eso con un diseño de enemigos y fondos oscuros a lo Limbo. También molesta mucho un error que hay que algunas veces las diferentes ventanas se solapan unas con otras, sin contar que en español el texto se nota que abarca más que el espacio que se les da y no puede leerse algunas características de las torretas.

Gameplay de My Tower, My Home

 Lo anterior sería perdonable al menos si hubiera habido algo de trabajo en el apartado sonoro ¿La música que sale en el menú al principio del juego te gusta? ¡Genial! Te encantará saber entonces que es la única en todo el juego haciendo un loop horrible y muy notorio con segundos de silencios entre medio...y otra cosa, si te gusta estar tranquilo mientras mejoras tus cosas entre oleada te gustará saber que ¡NO HAY MÚSICA NI CASI SONIDOS! Apenas comenzamos una partida no tenemos nada que escuchar hasta empezar la batalla.

 Sacando la música, están los sonidos que son muy pocos: alguna que otra de una explosión, disparos y unos golpes contra la mesa cuando te cuenta los puntos por alguna razón; además que no hay sonido alguno cuando seleccionamos diferentes opciones excepto al comprar algo que es el típico “¡caching!”. Es algo que fácilmente se podría haber solucionado explorando alguna de las tantas páginas con sonidos de uso libre para usar.

Gameplay de My Tower, My Home

 Por si quieren parar entre oleadas, pueden colocar en pausa el juego y grabar en cualquiera de los nueve espacios reservados. El problema es que al cargar muchas veces no funcionaba y no diferenciaba qué espacio estaba usado por otra partida anteriormente.

 Por último hay que destacar que lo estuve probando en una computadora que funciona con juegos con gráficos altos como The Witcher 3, Doom y Battlefield 1...pero en este título todo anda muy lento, con muchas bajadas de fps y peor cuando empieza suceder muchas cosas de forma caótica; sería al menos perdonable si pudiera de alguna manera bajarle los requerimientos, pero no hay opción alguna que permita reducir o quitar características. El mínimo es de 2 GB de RAM con un procesador de 2.4 Ghz dual core y una placa gráfica con 256 mb, pero aún en varias computadoras de alta gama que probamos sentí esa poca fluidez.

Gameplay de My Tower, My Home

N.E.: El juego está en inglés y español.

Resumen

  • + Concepto original que mezcla diferentes géneros.
  • + Interesante y divertido como se juega el modo cooperativo.
  • + El árbol de habilidades.
  • + El diseño de los jefes.

 

  • - El apartado sonoro es muy pobre.
  • - La interfaz es confusa y poco intuitiva.
  • - Vario bugs de diseño básicos.
  • - El sistema de guardado es confuso y a veces no funciona.
  • - Problemas de traducción.
  • - Se siente muy repetitivo al cabo de un par de horas.
  • - El apartado visual mezcla estilos muy diferentes entre sí.
  • - Requerimientos muy elevados y poco optimizado.

Conclusión Personal

 A casi un año de su publicación oficial en Steam (Marzo del 2016) el juego tiene muchos errores básicos que podrían solucionarse fácilmente pero al parecer no hay planes que lo hagan debido a que Shoor Games ya está realizando su siguiente juego para Steam. A pesar que su precio es bajo (U$S 7), al momento de hacer este análisis no puedo recomendarlo a menos que arreglen los problemas mencionados, añadan un poco más de contenido y mejoren el apartado sonoro. El concepto se siente muy poco aprovechado y que quisieron meter muchas cosas en vez de aprovechar algunas geniales que tiene. Espero que el estudio argentino mejore en sus siguientes lanzamientos.

  • Desarrollador: Shoor Games
  • Publisher: Shoor Games
  • Plataformas: PC (Windows) - Steam
  • Origen: Buenos Aires, Argentina
  • Fecha de publicación: Marzo del 2016
  • Análisis hecho en: PC - Steam (Windows 10)

About the Author

Momfus Arboleo

Apasionado por los videojuegos y desarrollador de algunos en Crios Devs. Siempre con mate para disfrutar del medio fichinero.

Juego favorito: “Castlevania Symphony of the Night”